Beneficios de la Manteca de Karité para el contorno de ojos

Beneficios manteca de Karité
Miguel Silva

A estas alturas, probablemente ya hayas oído hablar de la manteca de karité: el superalimento para el cabello y la piel. Cualquiera que lo haya incorporado a su rutina de cuidado de la dermis te dirá que los resultados son increíbles y es que cuando nos referimos a esta sustancia es como si nos refiriésemos al tesoro natural de la cosmética.

Esta manteca tiene origen en el Butysrospermum parkii o Vitellaria paradoxa, un árbol de la sabana que crece en el centro y el oeste de Asia y cuyo fruto son nueces con textura carnosa y una cascara muy finita, tanto es así que no solo debe su fama a la cosmética, sino que en la alimentación también es un verdadero reclamo. A veces es la sustituta perfecta para la manteca de cacao en algunos chocolates.

Pero lo que realmente nos importa ahora son nuestros ojos y para ellos hay muy buenas razones para usar manteca de karité como parte de una rutina de cuidado de la piel, sin importar tu edad o la condición de tu piel, ya que ofrecerá infinidad de beneficios en todo el mundo que se preste a usarla.

Los puntos fuertes de esta sustancia son su rico contenido en vitaminas E, A y F, que pueden nutrir la piel y reforzar la barrera natural de la piel, haciendo que esté más protegida y saludable. Estos nutrientes son fácilmente absorbidos por la piel que rodea nuestro ojo, pero a diferencia de otros ingredientes, no obstruye los poros y permite que la piel respire.

Además de sus propiedades ultra nutritivas e hidratantes, también puede ayudar con la inflamación de la piel, trastornos de la misma, estrías, cicatrices, quemaduras de sol, patas de gallo, líneas finas, ¡y mucho más!

La manteca de karité es un tratamiento que hace maravillas, así que no me extraña que estéis deseando conocerla más a fondo y es que la naturaleza sabe cómo cuidarnos, ¡prestémosle un poco de atención!

Si queréis descansar un poco de todos los productos e ingredientes que contienen las habituales cremas de contorno de ojos, es momento de que empecéis a conocer todo lo que la manteca de karité es capaz de ofrecernos, os aseguro que resultará todo un elixir para la piel y la zona de los ojos especialmente.

Manteca de karité

Manteca de Karité, un elixir natural

En un árbol de la sabana nace un fruto que es capaz de ofrecernos todo aquello que nuestra piel exige sin la necesidad de caer en el uso de tóxicos, sustancias artificiales u otros procesos que cada vez se alejan más de la naturaleza propia de nuestra dermis, sino que se trata de una sustancia puramente natural que se convertirá en un verdadero tesoro en todos los ámbitos de la vida.

Seguro que habéis oído hablar de ella en numerosas ocasiones, esto se debe a que cada vez son más los cosméticos en los cuales es la principal protagonista, todo ello gracias a la enorme cantidad de propiedades que esconde bajo su fina cáscara y su tacto sabroso.

Aunque estas nueces se pueden comer como cualquier otras, aquí en España no son tan conocidas como fruto seco habitual, sino que se usan para cocina más elaborada o lo que más nos interesa aún para cuidar de la piel (e incluso el cabello). Para ello someten al fruto a un proceso de secado, triturado y ebullición, tras varios filtrados más se obtiene la querida manteca de karité.

Su color al final del proceso es un tipo de blanco (no todas tienen el mismo tono, ya que se trata de un producto completamente natural, por lo que irá dependiendo), en lo que sí se parecen es en su composición rica en vitaminas y nutrientes.

Cuando adquirimos la manteca de karité suele presentar un aspecto duro, sin embargo con tan solo pasar los dedos sobre ella y transmitir nuestro calor corporal se derrite hasta convertirse en una especie de aceite líquido y maravilloso.

¿Qué beneficios nos ofrece?

Después de saber lo maravillosa que resulta, debemos conocer también sus principales beneficios, de los que además nos podremos favorecer nosotros mismos si decidimos hacerle un huequito en nuestra rutina diaria.

Para aquellos que nunca la hayáis probado os adelanto que cuenta que múltiples beneficios, no solo para la piel del rostro y el contorno de los ojos, sino que además también será una genial opción para tratar el resto del cuerpo y el cabello, así que ¡no os perdáis sus propiedades o beneficios!

  • Desde el primer momento que la aplicamos en la piel o el cabello aporta un estado de suavidad, hidratación, elasticidad y nutrición que realmente es maravilloso y lo mejor de todo es que se observa desde el principio motivando así a seguir con su uso.
  • Contiene una gran riqueza en vitaminas A, D, E y F.
  • Contiene las propiedades necesaria para resultar ser un gran antiinflamatorio, por lo que aliviará y desinflamará la piel.
  • Gracias a su elevado contenido de vitaminas podemos decir que nos ayudará a regenerar y mejorar las cicatrices, estrías o cualquier marca que tengamos en el cuerpo o rostro.
  • Con su uso estaremos más protegidos de los rayos del sol, contiene un FPS de un nivel 6/10. No nos ofrece una protección total pero si que es una maravillosa noticia.

Maravilloso hidratante

La hidratación de cada área de la cara es una de las partes más básicas y esenciales de cualquier rutina de cuidado de la piel, pero es importante recordar que la piel del rostro no es la misma en todas las áreas y que los productos que funcionan en tus mejillas, por ejemplo, no son apropiados para el uso alrededor de los ojos.

Ya sabemos que la piel de alrededor de los ojos es extremadamente sensible, e incluso el hidratante facial más suave puede causar irritación si no es específico pero aún así la manteca de karité es perfecta para hidratar esa piel sensible sin producir ninguna irritación. Alivia la sensación áspera, seca o agrietada, y ayuda a prevenir las arrugas prematuras de los ojos y las líneas faciales.

La manteca de karité es muy rica en vitamina A, razón por la que recibe ese color amarillento. La vitamina A es buena para hidratar la piel seca, que es una de las principales causas de las arrugas.

La mejor aliada para combatir el envejecimiento sin importar la edad

La piel de debajo y alrededor de los ojos es una de las primeras zonas en mostrar los signos del envejecimiento, en especial las líneas de expresión, las arrugas y la flacidez, por la simple razón de ser más fina, además no tiene tantas glándulas sebáceas y no puede producir tanto colágeno o elastina como la piel del resto de la cara.

Por su contenido de nutrientes, la manteca de karité aumenta la producción de colágeno y ayuda a ralentizar el proceso de descomposición del colágeno, aspecto que mantendrá a nuestra piel mucho más joven.

Pero no solo es para aquellas pieles donde las arrugas ya sean las protagonistas, sino que también es genial como prevención, antes de que empiecen a aparecer los primeros signos del envejecimiento; a pesar de ello si estamos en el primer estado que mencionada, también resultará de gran ayuda para evitar daños mayores.

Protección contra radicales libres

Los antioxidantes combaten los radicales libres, que son moléculas inestables que se sabe que causan el envejecimiento prematuro de la piel. Los radicales libres son los principales causantes de las arrugas y patas de gallo, al robar moléculas de oxígeno de las células sanas de la piel como una forma de estabilizarse.

Gracias a que la manteca de karité es rica en antioxidantes como la vitamina E, nos protegerá de los radicales libres, por lo que esto se verá reflejado con un aspecto mucho más joven en la zona de los ojos.

Base para el corrector

Incluso si tienes ojeras debajo de los ojos, es probable que te apliques algún tipo de corrector como parte de tu rutina diaria de maquillaje, aunque solo sea para iluminar la zona y en este paso vuelve a ser la manteca de karité la protagonista, es un ingrediente excelente para preparar la piel sensible de esa zona, para que no se irrite con el maquillaje.

Como ventaja adicional, puede alisar el área para que el maquillaje se reparta de forma uniforme, dando una apariencia natural y saludable.

Para cosechar todos estos beneficios, puedes aplicar manteca de karité directamente en el contorno de ojos. O bien, mézclalo con otros ingredientes antienvejecimientos para crear una poderosa crema reductora de arrugas.

Como no se iba a llamar tesoro o elixir esta manteca natural que sin químicos ni sustancias nocivas es capaz de conseguir todo lo anterior, la naturaleza nos dota de todo aquello que es necesario.

Ahora que conocemos sus beneficios es normal que queráis saber cada vez más sobre ella y yo estoy deseando contároslo todo, porque sí, aún quedan muchas cosas más, así que ¡sigamos!

Beneficios manteca de Karité

Manteca de Karité y contorno de ojos

Todos sabemos que el contorno de los ojos es la zona del rostro más delicada de todas, como hemos dicho anteriormente esta región se diferencia del resto del cutis por ser mucho más fina y sensible, cuenta con muchas venitas pequeñas y prescinde de glándulas sebáceas, todo ello hace que tengamos que tratarla de forma individual, es decir, utilizar productos específicos para esta zona y otro para el resto de la cara.

Muchas veces la crema o cualquier cosmético que usamos habitualmente para el rostro está formulado con sustancias que no le sientan nada bien a la zona del contorno, por lo que recordad que siempre es mejor dar a cada cosa su lugar.

Para saber que productos elegir, lo primero que debemos saber es qué necesita nuestra piel, para ello podéis analizarla en casa con ayuda de guías o la mejor opción, acudir y pedir ayuda a un especialista o dermatólogo que serán las personas más adecuadas para hablaros sobre dermis y cuidados.

En este caso, yo os voy a ofrecer la posibilidad de usar la querida manteca de karité, el elixir del que venimos hablando desde el principio, porque además de todo lo que ya conocemos de ella, cabe destacar que también ofrece un cuidado exquisito en la zona delicada del contorno de los ojos.

*No penséis que por tener una textura oleosa os dejará la piel grasa.

Esto es un mito extendido que muchas personas creen, cuando la realidad es que la grasa de este cosmético nos ayudará a reforzar la barrera cutánea, así como también la mantendrá protegida y saludable de forma más eficaz. Además a pesar de penetrar en la dermis no obstruirá los poros, por lo que dejará que la piel respire con normalidad.

Otras sustancias para combinar con la Manteca de Karité

Antes de pasar a hablaros sobre la receta que podéis seguir en casa de forma sencilla, por sí…¡os voy a hablar de una súper receta!, me gustaría hablaros un poco más sobre las diferentes sustancias naturales que trabajarían muy afín a esta manteca y que aportarían grandes dosis de beneficios y propiedades.

A pesar de que la manteca de Karité por si sola es una joya de la cosmética natural, lo cierto es que a veces podemos ir combinándola para aportar a la piel propiedades igual de buenas pero quizás un poco diferentes y así ir ganando cada vez más nutrientes.

Algunas de las sustancias que podemos usar de forma satisfactoria son las siguientes:

  • Aceites naturales

Los aceites pueden ser cualquiera de los que podamos extraer de las semillas, las hojas, frutas o las plantas en sí. Éstos se obtienen mediante varios procesos que convierten todo lo anterior en un líquido oleoso repleto de propiedades concentradas. Algunos ejemplos son: los aceites esenciales de mirra, lavanda y sándalo, aunque también nos podemos topar con aceites portadores o vegetales que ayudarán a diluir otras sustancias.

  • Sábila

Quizás la conozcáis más como Áloe Vera, la planta más conocida con respecto al cuidado de la piel, contiene decenas de compuestos diferentes, todos ellos concentrados en el agua que acumula en su interior, ya que similar a los cactus retienen el agua del ambiente y el que obtiene por sus raíces entre sus hojas tiernas y verdes.

Con esta sustancia y la Manteca de Karité, además de otros ingredientes más de este repertorio podemos conseguir una súper mascarilla facial antiarrugas que nos ofrecerá un cuidado de lo más delicado y satisfactorio en la zona delicada de los ojos.

  • Vegetales y frutos frescos

Esto nunca falla, las frutas y los vegetales están llenos de propiedades y vitaminas que resultarán muy beneficiosas en nuestra dermis, ahora bien no podemos utilizar lo que queramos, lo primero que debemos saber es el fin que queremos conseguir y dependiendo de ello elegir un alimento u otro. El tomate por ejemplo, será ideal para tratar la piel cuando tiene falta de colágeno, el pepino cuando necesitamos una hidratación, la manzana para aportar antioxidantes, etc.

  • Elementos exfoliantes

Combinar sustancias exfoliantes como son por ejemplo la arcilla, el bicarbonato de sodio, el azúcar o la avena, con la manteca de Karité es una opción espléndida, por la sencilla razón de que nos aprovecharemos de todas sus propiedades calmantes y suavizantes, así como hidratantes para contrarrestar la dureza de los otros ingredientes.

Aunque exfoliar la zona de los ojos no es muy recomendable, ya que podemos hacer daño en ella y tampoco es que sea una acción que necesite, así que si queréis podéis usar esta combinación para exfoliar el resto del rostro (os dará unos resultados maravillosos) pero obviar el contorno de los ojos.

Contorno a base de Manteca de Karité, receta casera

Hay muchos contornos de ojos que incluyen manteca de karité en el mercado, pero también puedes prepararlo tú mismo en casa con unos simples ingredientes, esta receta que os voy a dar aquí todas las propiedades de esta sustancia para estimular la producción de colágeno y aumentar así la firmeza de la dermis a la misma vez que reduce la apariencia de las arrugas alrededor de los ojos.

O mejor dicho, ayuda a reducir la inflamación para combatir la hinchazón de debajo de los ojos, y nutre la zona gracias a las vitaminas A, E y F para conseguir una piel más sana.

También está presente el aceite de coco, un ingrediente fabuloso para la piel, ya que es rico en ácido láurico y grasas esenciales. No sólo estimula la circulación para aclarar las ojeras, sino que mantiene el tejido conectivo fuerte y flexible para que se arrugue menos.

El aceite de rosa mosqueta es muy nutritivo para la piel envejecida, y como es un aceite seco, ayuda a reducir la sensación grasienta general de esta crema para ojos. Y para terminar, utilizamos el aceite esencial de geranio por su capacidad para ayudar a disminuir las arrugas, la posible inflamación y aclarar las ojeras.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de manteca de karité
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 y 1/2 cucharadita de aceite de rosa mosqueta
  • 4 gotas de aceite esencial de geranio

Instrucciones:

  1. Mezcla todos los ingredientes juntos, excepto el aceite esencial de geranio y el aceite de rosa mosqueta, en un tarro de cristal de boca ancha. Monta un baño María y pon a calentar los ingredientes a fuego medio.
  2. Remueve el contenido del tarro de vez en cuando para ayudar a que todo se mezcle bien. Tan pronto como los ingredientes estén fundidos y mezclados, retira el tarro del baño María.
  3. Vierte la mezcla en un recipiente pequeño y déjalo enfriar durante 5 minutos antes de mezclarlo con los aceites esenciales.

Para aplicarlo en la piel, comienza por lavar la zona con un limpiador suave. Si la piel está muy seca, entonces aplica la crema en la piel húmeda, ligeramente seca, para mejorar un poco la absorción. A continuación coge una cantidad del tamaño de un guisante con el dedo índice limpio. Masajea suavemente la mezcla sobre las patas de gallo y el hueso orbital a toquecitos.

Receta casera manteca de karité

Estoy segura que con esta receta y un poco de información sobre la maravillosa Manteca de Karité vais a tener unos ojos radiantes y además saludables, por lo que ¡os animo a todos a que probéis este elixir que la naturaleza nos ha ofrecido!

Acerca del autor

miguel

Miguel Silva

Miguel ha sido siempre un apasionado del deporte. Estudió en el Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya (INEFC) la licenciatura de Ciencias de la Actividad física y el deporte. Máster en actividad física y salud.

Sigue leyendo

Deja un comentario