Pasos para cuidar el contorno de los ojos

Pasos para cuidar el contorno de los ojos
Miguel Silva

Nuestros ojos no sólo implican la función de ver todo aquello que nos rodea, sino también expresión. Con nuestra mirada mostramos nuestro interior, es por ello que alguna vez habréis escuchado el famoso dicho “los ojos son el espejo del alma”.

Es por eso que el cuidado del contorno de ojos es una de las partes más importantes del cuidado personal, porque con nuestros ojos vamos a reflejar nuestra verdadera belleza, la interior.

A diferencia del resto del rostro, esta zona destaca por su gran fragilidad. Es una zona muy fina y sensible que necesita un tratamiento específico, ya que tiene muy pocas glándulas sebáceas y en su lugar cuenta con muchas terminaciones venosas, por lo tanto, carece de una fuente de hidratación natural.

Esto le hace vulnerable a desarrollar arrugas y zonas oscuras con mayor rapidez que en otra zona de la piel, es por ello que debemos actuar a tiempo y mantener un buen cuidado de esta zona, de forma que estaremos evitando un deterioro de esta.

Así que ahora que sabes la importancia de esta pequeña área de tu cara, veamos cómo cuidarla bien con esta lista de cosas por hacer, remedios caseros y mucho más.

Pasos para cuidar el contorno de los ojos

Principales signos de un mal cuidado

Antes de hablar sobre cómo podemos revertir o incluso prevenir los posibles daños que esta zona de nuestro rostro suele sufrir, me gustaría hablar de todo aquello que nos podemos encontrar si el cuidado que llevamos a cabo no es el correcto o si simplemente nunca nos hemos parado a atender sus necesidades, de forma que sepamos siempre abordar estos posibles problemas.

Y esto no es algo que solo influya en la mujer, sino que los ojos de los hombres son exactamente iguales y es por ello que este artículo va dirigido para todo el mundo.

Ojeras

Tenemos ojeras cuando la base de nuestro ojo adopta una pigmentación azul-morada oscura, haciendo que esta zona se vea apagada, sin vida y con falta de cuidados, incluso a veces se le atribuye este signo a un estado enfermo.

¿Qué las causa?

Las causas principales de las ojeras son la genética y el tono de la piel. El área debajo de los ojos puede verse morada o azulada porque la piel es tan delgada y translúcida que se pueden ver fácilmente las venas subyacentes.

Puede ser más evidente en personas con piel clara y en aquellas con muy poca grasa subcutánea que ya no soporta el área bajo el párpado inferior. La falta de sueño aumenta la congestión venosa; la acumulación de líquido lleva a que se acumule sangre en esos vasos sanguíneos superficiales, haciendo que las ojeras se vean aún más oscuras cuando se está cansado.

La anatomía de los rasgos faciales también juega un papel importante. Un canal lagrimal o surco nasoyugal prominente, que se extiende desde la esquina interna del ojo diagonalmente hacia el pómulo, puede causar sombras y hacer que las ojeras sean más prominentes.

Esta depresión puede aparecer o profundizarse con la pérdida de grasa, que a menudo se produce con la edad, o simplemente se debe a la estructura ósea y a la genética.

El daño causado por el sol es una de las principales causas de problemas en la piel, desde arrugas hasta manchas oscuras y textura irregular. Es probablemente la razón por la que estás tratando de deshacerte de las patas de gallo, y también podría ser la explicación para las ojeras.

Ojos hinchados o inflamados

Tal y como su propio nombre indica, tener esta zona hinchada no es más ni menos que la observación de una inflamación de la piel debajo de los ojos que es blanda al tacto, ¿nunca os han dicho cuando os acabáis de despertar, “tienes los ojos hinchados”?, esto es algo normal pero ahora veremos el porqué.

¿Qué lo causa?

A menos que estés llorando o te hayas pasado toda la noche llorando, la razón detrás de tus ojos hinchados puede ser un poco confusa.

Los ojos hinchados son el resultado de una inflamación temporal que a menudo es causada por alergias estacionales.

Cuando eres alérgico a algo de tu entorno, el cuerpo entra en modo de ataque completo y libera histamina en tu sistema, conocida por desencadenar inflamación y reacciones similares, especialmente alrededor del área de los ojos.

Si es invierno en lugar de primavera, tus ojos hinchados podrían deberse a temperaturas más frías en comparación con las alergias estacionales.

Poner la calefacción puede causar que tus ojos se vuelvan más secos de lo normal debido a una membrana mucosa reseca. El tejido se vuelve más grueso e irritado, lo que podría resultar en hinchazón.

La hinchazón también se puede producir si se ha consumido demasiada sal o alcohol, lo que puede dejar la piel deshidratada, lo que lleva a la retención de agua, lo que a su vez provoca hinchazón en la cara.

La falta de sueño también empeora la inflamación de los ojos debido a la acumulación de líquido en el área, por eso la hinchazón es peor por la mañana, y se va reduciendo por la tarde, a medida que el líquido acumulado se va drenando con la ayuda de la gravedad y el tiempo.

Los ojos hinchados son una de las causas del estrés. El exceso de cortisol (la hormona del estrés) secretada por las glándulas suprarrenales, puede alterar el equilibrio de sal en el cuerpo; cuando este equilibrio está alterado, retienes agua y te hinchas.

Bolsas

Las famosas y temidas bolsas, se caracteriza por una protuberancia dura debajo de los ojos, acompañada de una piel flácida.

¿Qué las causa?

Aunque se puede escuchar la palabra “bolsas” utilizada indistintamente con “ojeras” u “ojos hinchados”, estas distintas bolsas debajo de los ojos son marcadamente diferentes de cualquiera de ellas.

Esta hinchazón estructural es causada por una combinación de hernia de grasa y laxitud de la piel, son genéticas y un signo normal de envejecimiento. Pueden aparecer a finales de los 20 o 30 años.

Desafortunadamente, algunas personas están genéticamente dotadas de exceso de grasa debajo de los ojos.

Si constantemente te enfrentas a una hinchazón debajo de los ojos, las bolsas podrían ser parte de tu composición genética.

Los ojos hinchados pueden indicar una tiroides lenta, así que considera la posibilidad de hacerte una revisión para detectar hipotiroidismo, en casos más notables de bolsas.

Problemas frecuentes en los ojos

Cómo cuidar de forma adecuado el contorno de los ojos

Ya hemos visto algunos de los problemas más comunes en estas zonas, como habréis podido comprobar seguro que alguna vez habéis sufrido alguno de estos signos y es por ello que estáis hoy aquí, así que ha llegado el momento de hablar sobre los diferentes pasos que hay que seguir para cuidar de forma correcta nuestros ojos y así evitar estos síntomas, ¡incluso podemos encontrar sustancias naturales que nos ayuden a cuidarlos!

Trátala con cuidado y mimo

Dada su alta sensibilidad, es necesario tener el mayor cuidado posible al tocar el área. Como regla general, el dedo anular es el dedo más débil en las manos de todos, por lo que la aplicación de cualquier producto debe realizarse con ese dedo.

Del mismo modo, nunca debes tirar o arrastrar la piel en el área El impacto de esto será mucho mayor que en cualquier otro lugar. Sin embargo, todavía se puede cuidar esta área de manera efectiva.

Masajea la zona para mejorar la circulación sanguínea

Por la mañana, en cuanto te levantes, realiza un masaje en la zona de los ojos, acariciando suavemente la piel debajo de los ojos, por encima de las cejas y en las sienes con las yemas de los dedos.

Esto conseguirá mejorar la circulación sanguínea, drenar la linfa y ayudar a descongestionar la zona. Un buen gesto contra la fatiga que reducirá las bolsas de los ojos y la hinchazón.

Paso 1: Utiliza la yema del dedo anular (el más débil) para presionar la piel desde la esquina interna hasta la esquina externa del párpado.

Paso 2: Da suaves toquecitos en las ojeras, por encima de las cejas desde el medio hasta el final, y termina en las sienes. Asegúrate de usar las yemas de los dedos.

Utiliza un tratamiento específico para la piel de día y de noche

Las cremas faciales no son adecuadas para la fina piel del contorno de ojos. Como se ha mencionado antes, la piel alrededor del ojo es más fina y apenas cuenta con glándulas sebáceas que le aporte hidratación.

Las cremas faciales son demasiado densas y cargadas, y pueden saturar el contorno de los ojos tapando sus poros. Esto puede producir pequeñas protuberancias blancas llamadas milliums.

Por eso es importante la elección de un producto específico para el cuidado de la piel que esté totalmente dedicado al área de los ojos; que cuentan con concentraciones más bajas de sustancias activas, por lo que la posibilidad de que la piel reaccione es mínima.

La función de la crema para ojos es devolver la hidratación a la piel gracias a sus activos beneficios. Y además tratar los problemas relacionados con la edad, como pueden ser las ojeras, las arrugas de expresión y las bolsas.

Los productos a base de retinol son una buena opción, ya que la variedad tópica de vitamina A que utilizan tiene propiedades tensoras de la piel que ayudan a contrarrestar el efecto del movimiento constante.

No olvides aplicarlo de día y de noche, ya que la piel se regenera mejor durante el sueño.

  • Consejo profesional: ¡pon tu crema de ojos en la nevera para conseguir un efecto frío que descongestione aún mejor los ojos hinchados!

Un tratamiento es esencial, pero sigue siendo inútil a menos que la piel esté perfectamente limpia antes de aplicarlo, es por ello que nunca debes olvidar limpiar la dermis en profundidad antes de cualquier tratamiento.

Un desmaquillado profundo

Los restos de maquillaje sobre la piel pueden obstruir los poros y agravar los signos de envejecimiento. Tus pestañas se romperán más fácilmente y las líneas finas aparecerán más rápido. Por eso es realmente importante desmaquillar y limpiar todo el maquillaje antes de irte a dormir.

Los limpiadores y jabones normales son demasiado fuertes para la delicada piel de la zona del contorno de ojos. Más bien, utiliza un desmaquillante suave para ojos que sea apropiado para tu tipo de piel (comienza con un desmaquillante hipoalergénico y sin aceite si no estás segura de cuál es tu tipo de piel).

Utiliza un disco de algodón empapado para eliminar el maquillaje en la zona del contorno de ojos, y un bastoncillo de algodón para quitar el rímel. Desliza el algodón suavemente, sin arrastrar la piel ¡No querrás fomentar las arrugas después de haber llegado tan lejos con tu rutina de cuidado!

Si el maquillaje no se elimina tan fácilmente, no te frotes los ojos. Empapa 2 discos de algodón con desmaquillante y ponlo sobre los ojos durante unos minutos. ¡La paciencia y la delicadeza son imprescindibles!

Un desmaquillado y una limpieza profunda de la piel evitarán que las líneas finas aparezcan antes de lo debido. Pero no es el único consejo de belleza para mantener un contorno de ojos joven y brillante.

Protege el contorno del sol

Para prevenir el envejecimiento de la piel, ésta debe estar siempre protegida del sol, y esto también se aplica a la piel alrededor de los ojos.

El protector solar de amplio espectro y productos similares siempre son una opción adecuada, pero puedes completarlos con un par de gafas de sol con estilo para completar tu outfit para el día.

Es importante que tengáis en cuenta que un protector solar de bajo nivel (15 o 20) no harán absolutamente nada por nuestra dermis y que por lo tanto tendremos que optar siempre por niveles de 30 o (incluso mejor) de 50+, solo así podremos ir más seguros en cuanto a protección.

Corrige tu visión

Cuando no puedes ver claramente algo, entrecierras los ojos, frunces el ceño, parpadeas y así es exactamente como aparecen las arrugas de expresión. Así que gradúate la vista correctamente, y usa gafas de sol para que la claridad no te deslumbre y tengas que estar cerrando los ojos continuamente. Esto te ayudará a prevenir más arrugas.

Protege tus ojos de las agresiones externas

Puedes deshacerte de la contaminación acumulada por tu piel con un buen limpiador. Además, también puedes ponerte unas gotas de suero fisiológico en los ojos de vez en cuando para limpiarte los ojos de pequeñas partículas que entran en su interior. Y como hemos mencionado antes, protege tu piel del sol con un protector solar y el uso de gafas de sol cuando salgas a la calle.

De manera general, podríamos decir que para evitar todo eso, tenemos que tener presente las necesidades de nuestra dermis y de nuestros ojos en particular (que son más sensibles aún), de esta forma siempre podremos lucir una mirada única.

Evita la depilación con cera

El contorno de ojos y la depilación no es un matrimonio feliz. La depilación con cera es lo peor cuando se trata de cejas. Debilita y sensibiliza la piel alrededor del ojo ya que es muy agresiva. Elige opciones más suaves como la pinza o la depilación con hilo en esta zona.

Forma correcta de cuidar los ojos

En resumen, la mejor manera de proteger y minimizar el daño en el área del contorno de los ojos es simplemente tener en cuenta su sensibilidad. Mímala con un masaje, cambia tus hábitos, mantén la zona limpia y escoge una crema eficiente, y verás cómo te cambia la vida.

Mientras tengas en cuenta las necesidades de tu piel, podrás mantener tu belleza durante mucho tiempo.

Acerca del autor

miguel

Miguel Silva

Miguel ha sido siempre un apasionado del deporte. Estudió en el Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya (INEFC) la licenciatura de Ciencias de la Actividad física y el deporte. Máster en actividad física y salud.

Sigue leyendo

Deja un comentario