Haz tu agua micelar casera con esta receta

Agua micelar casera

La piel no siempre se encuentra en el mismo estado, sus características y necesidades van variando a lo largo del tiempo por diversos factores, como por ejemplo nuestras edad, la época por la que estemos pasando, el clima exterior, nuestras hormonas, etc.

Es por ello que muchas veces hemos podido sentir que un producto que antes nos iba genial, ahora ya no nos ofrece los mismos resultados o que incluso ahora no nos venga nada bien.

Lo mismo ocurre a la hora de limpiarla, si el limpiador que estas acostumbrados a usar te deja la piel seca, tirante y apagada, es hora de pasarte a algo más suave y polivalente. Y si hay un limpiador que se ha ganado la fama por su suavidad, es el agua micelar.

En este artículo vamos a hablar sobre como hacer un agua micelar en casa con muy pocos ingredientes, no necesitaremos mucho para conseguir un cosmético que nos dejará muy buenas expectativas.

Así que si estáis listos ¡es momento de comenzar, manos a la obra con la super receta!

Agua micelar casera

 

¿Qué es el agua micelar?

Se inventó hace más de 100 años, supuestamente en tierras francesas, pero todo el mundo parecía haberse olvidado de ella, hasta que en los últimos años se convirtió en un boom.

Simple y llanamente, el agua micelar es agua destilada que contiene pequeñas moléculas de aceite. Estas moléculas atraen las impurezas, la suciedad y el sebo de nuestra piel. Esto es lo que hace que este producto sea un excelente producto de limpieza sin aclarado.

Por la misma regla de tres puede funcionar como desmaquillante natural, eliminando hasta el maquillaje más rebelde, también el de ojos. Es un producto multiusos: limpiador, desmaquillante y tónico todo en uno.

No irrita la piel, por lo que es perfecto para pieles sensibles. Incluso aquellos que luchan contra el acné pueden beneficiarse de esta agua, ya que limpia y purifica la piel dejándola hidratada y suave sin resecarla.

Creo que es el producto ideal para perezosos, muy socorrido para desmaquillar la piel después de una larga noche cuando al llegar a casa lo último que nos apetece es pasarnos un tiempo en el baño eliminando el maquillaje.

¿Cuáles son los ingredientes del agua micelar?

Hablar sobre los ingredientes de este cosmético es muy relativo, ya que se pueden usar infinidad de sustancias para completar el proceso, es por ello que algunos tienen una mejor calidad que otros, por ejemplo el hecho de que sea un producto natural y esté compuesto con sustancias completamente naturales (siempre la mejor opción), por otro lado también está el producto a base de sustancias artificiales que por ende no resultará tan respetuoso con la piel.

Sin embargo si que hay algunos que siempre son los mismos, como por ejemplo las micelas que son por experiencia la base de este cosmético y las encargadas de atraer y atrapar la suciedad que vaya encontrando en el rostro, conduciéndolas luego hasta el exterior de la dermis y dejándola completamente impoluta.

Por esta sencilla razón, muchos de nosotros buscamos alternativas de lociones caseras, sin duda una idea genial si lo que queremos es personalizarla y darle nuestro toque, hacer un limpiador facial a nuestro gusto y necesidades es quizás el mayor regalo que le podemos hacer a nuestro cutis.

Cuando hacemos un producto en casa debemos tener cuidado a la hora de trabajar con determinados ingredientes, sobre todo si estos son artificiales y pueden resultar peligrosos para la salud si hacemos un mal uso de ellos, aunque en el caso de las recetas que os voy a dejar por aquí ¡no debéis preocuparos!, ya que todo lo que necesitaréis será completamente natural para fomentar en la mayoría de lo posible el espeto hacia la piel.

Ahora que ya sabemos algo más sobre la composición de esta solución micelar, es el momento de comenzar con las recetas, así que ¡seguid leyendo!

Cómo hacer agua micelar en casa

En este post os voy a hablar sobre dos fórmulas que resultarán muy sencillas de abordar en casa, además las sustancias que utilizaremos las podréis encontrar de forma sencilla en herbolarios o tiendas de cosmética natural.

Primera receta

En esta composición veremos que usamos algunas sustancias que quizás no estáis acostumbrados a usar, pero como os he dicho anteriormente son muy fáciles de encontrar y os aseguro ¡que no os arrepentiréis de tenerlas por casa!

Ingredientes

  • 50g (50%) de agua destilada
  • 21g (20%) de agua de rosas
  • 20g (20%) de hamamelis con aloe vera
  • 5g (5%) de glicerina vegetal
  • 3g (3%) de aceite de argán
  • 0,6g (0,6%) de cosgard
  • 0,4g (0,4%) de aceite esencial de geranio

Instrucciones de fabricación

  1. Lo primero que tenemos que hacer es medir todos los ingredientes con una báscula o peso y utilizar solo las cantidades exactas.
  2. Una vez que tenemos todas las sustancias preparadas, es el momento de añadirlos a un frasco de 100 ml y mézclalo bien (si queréis hacer más cantidad, tendréis que cambiar las medidas de forma gradual en todos los ingredientes)
  3. Por último tendremos que aplicar un poco sobre un algodón y deslizarlo por toda la cara hasta eliminar todo el maquillaje y las impurezas. Utilizar una o dos veces al día seria lo ideal para conseguir un cutis de lo más limpio.

Información sobre beneficios de los ingredientes

  • El agua destilada mantiene el pH de la piel equilibrado.
  • El agua de rosas tiene propiedades refrescantes, hidratantes, tonificantes, antienvejecimiento y calmantes. Así como también nos ayudará a mantener el pH de la dermis, ayudará a combatir el acné, eliminará el exceso de grasa y aliviará posibles irritaciones.
  • El Hamamelis es un astringente natural, por lo que ayudará a evitar el acné y otros problemas mayores. También tiene propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias, antioxidantes, y ayuda a combatir los radicales libres, por lo que también influirá en la aparición de las arrugas.
  • La Glicerina vegetal es un compuesto natural, no es comedogénico y no tiene efectos secundarios. Como humectante, evita que la piel se seque, también tiene propiedades calmantes e hidratantes, y ayuda a regular la producción de aceite de la piel.
  • El Aceite de Argán se encargará de hidratar la piel seca, haciéndola más lisa y suave, sin obstruir los poros. Rico en vitamina E tiene propiedades antienvejecimiento. Con sus antioxidantes combate los radicales libres, retrasando los signos del envejecimiento y manteniendo la piel sana. Es capaz de aliviar el enrojecimiento y la inflamación.
  • Dado que esta es una receta a base de agua, requiere un conservante. Normalmente trabajo con Cosgard, pero puedes usar cualquier otro que conozcas que funcione para ti, aunque siempre debe ser natural para evitar el uso de sustancias químicas.
  • El aceite esencial de Geranio, además de aportar un agradable aroma, tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que son una ayuda en la lucha contra el acné. También nutre las células, combate las infecciones y mantiene la piel hidratada al mismo tiempo. El aceite de geranio es capaz de curar las inflamaciones, alivia la piel irritada cuando se trata de erupciones, eccema y rosácea. Cierra los poros y también se puede utilizar como tónico. Con sus propiedades antioxidantes, también ayuda a ralentizar el proceso de envejecimiento: estimula la regeneración y reafirma la piel con sus propiedades astringentes.

Variaciones en los ingredientes del agua micelar casera

Hay veces que preferimos por determinadas razones cambiar algún ingrediente, si se da el caso con esta composición, os aconsejaría lo siguiente:

El agua de rosas se puede sustituir por otro hidrolato que elijas como por ejemplo estos de aquí abajo:

  • Manzanilla: sus propiedades antiinflamatorias son perfectas para pieles sensibles.
  • Helicriso: ideal para tensar la piel por sus propiedades antienvejecimiento.
  • Agua de pepino: con propiedades antiinflamatorias y astringentes, es muy refrescante.
  • Lavanda: muy suave, excelente para calmar irritaciones, alergias, y tiene grandes propiedades de limpieza. Adecuado para todo tipo de pieles.
  • Romero: estimula la circulación sanguínea.
  • Árbol del té: excelente para pieles propensas al acné, ayuda a reducir la irritación, el enrojecimiento y cierra los poros.
  • Menta: antiinflamatorio, antibacteriano y refrescante, ideal para pieles grasas.

Cuando compres un hidrolato, asegúrate de que sea de la más alta calidad, 100% puro y orgánico certificado, ya que se puede dar el caso de que haya sido procesado o haya perdido propiedades.

También puedes cambiar el aceite base por otro no comedogénico como estas opciones: aceite de semilla de cáñamo, aceite de cártamo, o aceite de semilla de rosa mosqueta.

Siéntete libre de omitir el aceite esencial o sustituirlo por otro de tu elección, al fin y al cabo la clave de hacer un producto en casa es personalizarlo a las necesidades de nuestras piel, por lo que debemos buscar siempre aquello que más nos guste o mejor nos venga.

Primera receta de agua micelar

Segunda receta

En la segunda receta que vamos a ver encontraremos una loción bifásica en la que destacará por sus propiedades hidratantes, antisépticas y antioxidantes. Recordemos que al tratarse de un producto bifásico tendremos que agitarlo siempre antes de usarlo, de forma que se mezclen los ingredientes y no se quede el aceite sobre el agua.

Este tipo de lociones son geniales para eliminar el maquillaje, sobre todo si se trata de pinturas waterproof o resistentes al agua.

Ingredientes

  • Agua purificada (60 g)
  • Agua de azahar (17 g)
  • Aceite de jojoba (5 g)
  • Aceite de aguacate (5 g)
  • Glicerina vegetal (4 g)
  • Extracto de pepino (3 g)
  • Extracto de coco (3 g)
  • Decyl glucoside (3 g)
  • Sharomix (1 g)
  • Vitamina E (1 g)

Instrucciones de fabricación

  1. De nuevo tenemos la báscula como primer paso, medimos bien las cantidades y nos aseguramos de utilizar justo las que vamos a necesitar, si nos pasamos puede que la textura o incluso el trato hacia la piel no sea el más adecuado.
  2. En el recipiente que hayamos elegido vertemos en primer lugar la glicerina y todos los aceites vegetales (que en este caso son dos), removemos un poro y acto seguido vertemos la vitamina E poco a poco, una vez unidos estos ingredientes, removemos con mucha más conciencia.
  3. Lo mejor es utilizar un recipiente diferente para añadir el agua purificada y el agua de hamamelis, removemos bien y añadimos el extracto de coco y el de pepino y ahora si de nuevo removemos bien hasta que se mezcle todo. Una vez mezclado incorporamos decyl glucoside y el sharomix y de nuevo el mismo proceso de remover.
  4. Una vez que tenemos las dos fases preparadas es el momento de unirlas, para ello vertemos la de base acuosa sobre la de aceite sin dejar de remover, debemos conseguir que se mezcle todo y formen una mezcla homogénea.
  5. El último paso y si queremos ser un poco más profesionales, podemos comprobar el pH e ir ajustándolo dependiendo de como se encuentre, aún así si seguís los pasos tal y como marca la receta no debe haber problemas con este parámetro.

Segunda receta de agua micelar

¿Cómo se utiliza un agua micelar?

Utilizar un cosmético de estas cualidades es muy sencillo, simplemente tienes que empapar un algodón con este agua y arrastrarlo suavemente por toda la cara en pequeños círculos para ir retirando todo el maquillaje que hayamos puesto con anterioridad en nuestro rostro, además es una loción tan suave que puedes pasarlo por los ojos y los labios sin miedo a tener posibles irritaciones u otros problemas mayores.

Después de terminar la primera pasada, coge otro algodón y repite el proceso hasta que salga completamente limpio. Una vez hecho esto, espera a que la piel se seque completamente y continúa con tu rutina de cuidado de la piel.

Si queréis usarlo de forma distinta, os diré que hay una manera similar de limpiar la piel con esta loción, sería rociándola en el rostro de forma directa y pasar el algodón seco por aquellas zonas donde hayas rociado el agua. Repite el procedimiento hasta que el algodón esté completamente limpio. Si este es tu método preferido, ten cuidado con los ojos y la boca; esta agua micelar casera puede tener una fragancia deliciosa, pero el sabor… ¡no tanto! Debemos tener en cuenta que a pesar de contener sustancias naturales no es una buena idea que entre el producto dentro de los ojos, ya que puede originar posibles reacciones dependiendo de la persona.

Puedes usar esta agua micelar como tónico, como desmaquillante suave, como limpiador o como producto refrescante, porque sí, el agua micelar es uno de los cosméticos más polivalentes de todos y es realmente el más buscado por todos por esta sencilla razón.

¿Para que pieles están indicadas la recetas anteriores?

Lo primero que debéis saber es que las dos recetas de las que hemos hablado pueden ser usadas por todo el mundo, ninguna de ellas será contraproducente para ninguna piel, ahora bien es cierto que cada una de ellas cuenta con recomendaciones, como por ejemplo:

  • La primera receta debido a sus suaves e hidratantes ingredientes, está recomendada principalmente para tratar la piel seca. No incluye alcohol (puedes elegir hamamelis sin alcohol) y el agua de rosas es ideal para pieles sensibles, por lo que está claro que estas personas serán las que más se beneficiarán de su uso.

En cuanto a las pieles grasas, también pueden beneficiarse de usar esta receta, ya que el aceite esencial de geranio está aprobado para el acné, y el aceite base que utiliza no obstruye los poros, aún así os aconsejo que si os gusta esta receta pero tenéis la piel grasa, cuando hagas tu agua micelar casera sustituye el agua de rosas por romero, árbol del té o menta.

Además, al limpiar tu piel regularmente con este producto, vas a prevenir la obstrucción de los poros, eliminar la suciedad y el exceso de sebo. ¿Recuerdas a las micelas? Tienden a hacer eso por ti. Este limpiador dejará tu piel hidratada y no despojada del agua y de los aceites naturales de tu piel, no necesita aclarado, y su pH es adecuado para preservar la función de barrera saludable de la piel.

  • La segunda receta, se trata de una loción bifásica y aunque todo el mundo la puede usar sin problemas, las personas que se beneficiarán más de ella serán aquellas dermis normales y mixtas.

Personaliza tu propia agua micelar

Para terminar con el artículo me gustaría dejaros por aquí algunos de los ingredientes más recomendados para los diferentes tipos de pieles, es decir, aquellas sustancias que suelen presentar mejores resultados y un trato mucho más respetuoso, aún así hay cientos de ingredientes más que podéis usar de forma satisfactoria.

Ingredientes ideales para pieles grasas:

  • Hidrolato de tomillo o de romero
  • Extracto de ortiga blanca, de aciano o de granada.

Ingredientes ideales para pieles sensibles:

  • Hidrolato de manzanilla o de espliego
  • Extractos de avena, de algodón o de arroz.

Ingredientes ideales para pieles secas:

  • Hidrolato de lavanda o de azahar
  • Extracto de caléndula, de árnica o de jalea real.

Ingredientes ideales para pieles maduras:

  • Hidrolato de cistus jara o de rosas
  • Extracto de amapola, de bambú o de ginkgo biloba.

Analizar nuestro tipo de piel (primordial para conocer las necesidades con las que cuenta) y crear un producto con aquellas sustancias más beneficiosas para nosotros, será sin lugar a dudas la mejor de las opciones en el cuidado de nuestro cutis.

Personaliza tu agua micelar

Ahora que ya sabemos como hacer un agua micelar en casa, tenemos dos recetas muy fáciles de hacer y de lo más satisfactorias, es el momento de que empecemos a cuidar de nuestra piel como se merece, comprendamos sus necesidades y ¡nos pongamos manos a la obra con las maravillosas lociones que nos esperan!

Acerca de la autora

miguel

Emma Cruz

Su gran pasión es el mundo del maquillaje, la belleza y la moda. Fiel seguidora de varias bloggers y youtubers, ha ido aprendiendo trucos y buenas prácticas que quiere compartir con todo el mundo. Siéntete bien, siéntete guapa.

Sigue leyendo

Deja un comentario