Connect with us
casero
Tratamientos

Blanquear tus dientes de manera natural: Lo bueno y lo malo de los remedios caseros

Descubre cómo los remedios caseros para blanqueamiento dental te van a ayudar a tener los dientes perfectos. ¡No te los pierdas

Este método para blanquear dientes implica el uso de productos naturales y sustancias que se pueden encontrar fácilmente en nuestro hogar. El término natural puede ser a veces ambiguo, pero, para este artículo, considera el blanqueamiento natural como remedios caseros. En otras palabras, son tratamientos que puedes hacer en tu casa con elementos corrientes.

Existen muchísimos remedios naturales para tener unos dientes más blancos. De hecho, ya hemos recogido algunos de los métodos más efectivos en otro artículo. Ahora queremos repasar algunas directrices y consejos para que no dañes tus dientes con estos remedios. Antes de nada, cualquier persona que esté pensando en intentar cualquiera de los sistemas propuestos o que haya podido encontrar por la red debería conocer algunos puntos cruciales.

Consejos y tips

blanquear dientes casero

Lo natural no es siempre lo más seguro

A pesar de lo que pueda parecer, un blanqueamiento casero o natural no siempre es más seguro o más sano para tu dentadura que cualquier producto comercial. Recuerda que esos productos deben pasar pruebas de seguridad muy estrictas antes de poder entrar en circulación. Además, muchos de esos tratamientos naturales pueden funcionar a corto plazo, pero dañar tus dientes a la larga. Ten en cuenta que unos dientes más blancos no significan necesariamente unos dientes más sanos. Si tienes dudas sobre algún método natural, consulta antes a un especialista.

Una buena higiene dental

Todos sabemos que no es un sustituto de la higiene dental. Aunque procedas a blanquearte los dientes, ese blanco no durará a menos que sigas las instrucciones adecuadas en cuanto a higiene y mantenimiento que pueda darte tu dentista. Esto importante tanto por la apariencia como por la salud de tu boca. Recuerda que aunque quieras tener una sonrisa blanca y radiante para esa gran cita o reunión, siempre debes pensar en la salud a largo plazo.

Los tratamientos naturales son efectivos

De hecho, estos remedios caseros pueden ser casi tan efectivos como los productos comerciales, igual de seguros y, definitivamente, más baratos. Siempre que evites tratamientos que no sean potencialmente seguros, es una buena opción para cualquiera que quiera evitar esos productos comerciales por la razón que sea. Con un poco de búsqueda e investigación, todo el mundo debería ser capaz de encontrar ese remedio natural que le funciona.

Remedios fáciles y naturales

A todo el mundo le gustaría tener unos dientes blancos y perfectos. No solo hará que tengas una sonrisa preciosa y radiante, si no que contribuyen a darte una personalidad magnética. Si estás leyendo estas líneas, quizá has estado pensando en hacer una visita a tu dentista para deshacerte finalmente de esas manchas amarillas. ¡Pero, espera! Puedes tener una sonrisa brillante y sin tener que gastarte euros y euros en kits u otras soluciones.

Desde aquí, te quiero proporcionar una serie de remedios fáciles que puedes conseguir en tu misma cocina y que te darán una sonrisa blanca, brillante y sin manchas. Prepara tu propio blanqueamiento dental casero.

Aceite de coco

El aceite de coco ha resurgido en los últimos años como producto natural muy efectivo en distintos campos de la salud, belleza y cuidado personal. Usar aceite de coco para blanquear los dientes es un remedio muy suave y efectivo que tus dientes y tu boca van a agradecer. Sirve especialmente para los casos de dientes amarillos.

El aceite de coco no blanquea al 100% como otros productos más agresivos, sino que emplea el ácido láurico para eliminar la placa y las bacterias -los cuales, son los primeros causantes de que tus dientes puedan ponerse amarillos. Esto se debe a que este ácido es antimicrobiano y antiinflamatorio y trabaja sobre dientes y encías, además de ayudarnos a tener un aliento fresco.

Para aplicarlo de forma efectiva, debes coger una cucharadita de aceite de coco y meterla en la boca hasta que se temple y puedas empezar a cepillarte. Cepíllate durante 15 o 20 minutos y, sobre todo, no hagas gárgaras. Escúpelo (mejor en la papelera) y luego cepíllate con pasta normal. Hazlo un par de veces a la semana. 

Cúrcuma

Usar cúrcuma para blanquear dientes es una opción que, como todas, tiene sus pros y sus contras. Se trata de una especie india que va muy bien, por ejemplo, para hacer exfoliantes faciales naturales. Pero, ¿funciona en el campo del blanqueamiento? Te lo explicamos.

La cúrcuma es astrigente y abrasiva, así que hay que ir con mucho cuidado. Puedes usar la que se vende en polvo en el supermercado. Para emplearla en tu boca, coge dos partes de cúrcuma, con una de aceite de coco y una de bicarbonato (la cúrcuma por sí sola no nos va a servir de mucho). Con esto, haces tu propia pasta de dientes y te cepillas durante dos minutos.

Y ya está. El efecto que se obtiene es parecido al del bicarbonato, te los deja con una sensación fresca, limpia y más blanca, pero, de la misma manera, no puede ser un remedio a usar de forma continuada. Además, ves con cuidado, ¡porque mancha muchísimo tanto la piel como la ropa!

pasta blanqueadora con curcuma

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es especialmente efectivo contra el amarillento de unos dientes o bien para las manchas dentales. De hecho, si tienes manchas, tan solo has de frotar vinagre de manzana sobre ellas. Después, enjuaga bien la boca con agua (te recomendamos lavar los dientes con dentífrico normal para evitar “aliento a vinagre”).

Es abrasivo, así que ves con cuidado, y hazlo solamente en ocasiones puntuales o perjudicarás tu esmalte. Si quieres que sea menos corrosivo, mézclalo con un poco de agua.

Piel de plátano

El plátano es una fruta que contiene muchísimos nutrientes esenciales para tu cuerpo. Seguro que has escuchado más de una vez cuánto potasio puedes conseguir si te comes un solo plátano. Pero, ¿sabías que también podemos aprovechar su cáscara?

La próxima vez que te comas un plátano y vayas a tirar su piel, aprovecha para frotártelas sobre tus dientes durante unos dos minutos. Después, espera quince minutos y cepilla tus dientes con una pasta dentífrica normal. Repite este proceso dos o tres veces a la semana. Tras un tiempo, te darás cuenta de una diferencia notable visible.

¿Cómo puede ayudarte la cáscara de plátano a blanquear dientes? La cáscara de plátano también contiene algunos minerales esenciales como el potasio, el magnesio y el manganeso, que penetra en los dientes y ayudan a blanquearlos.

Fresas

Cuando la gente está buscando maneras para blanquear los dientes, posiblemente no piense en esta deliciosa fruta como posibilidad. Las fresas son muy útiles para personas que pretenden tener unos dientes más blancos en una fase inicial. Puedes comértelas o crear una suave crema.

Preparación y aplicación
Las fresas dulces, sobre todo las que tienen un color más vivo y brillante, pueden alegrar tu sonrisa. Todo lo que tienes que hacer es tomar de una a dos fresas, trituradas formando un pequeño puré, y aplicarlas en tus dientes durante dos o tres minutos. Puedes utilizar tu cepillo de dientes y aplicarlas con movimientos suaves y circulares. Después de este proceso, puedes enjuagarte la boca con agua o cepillarte los dientes con pasta normal.

Las fresas ayudan de dos maneras. Por un lado, son una rica fuente de una enzima natural conocida como ácido málico. Este ácido es uno de los componentes clave en muchas pastas de dientes blanqueadoras. Por el otro, la fibra de las fresas actúa como limpiador natural y ayuda a eliminar las bacterias de la boca y de los dientes.

fresas para las manchas en los dientes

Limón

Otro fruto que funciona como blanqueador de dientes de manera eficaz es el limón. La cáscara tiene un nivel alto de ácido, que funciona como un poderoso blanqueador. De hecho, tienes dos opciones a la hora de aprovechar este fruto. Puedes frotar la piel del limón sobre tus dientes o aplicar su jugo.

Para ello, deberás mezclar la misma cantidad de jugo de limón con agua. Será esta mezcla la que utilizarás para cepillarte tus dientes.

Al blanquear los dientes con limón, sin embargo, debes de tener mucho cuidado, ya que el ácido del limón puede causar caries en tus dientes y destruir el esmalte mediante la degradación de su calcio. Hay que tener mucho cuidado con este tratamiento.

Lo mismo ocurre con el hidróxido de potasio y otros tratamientos ácidos.Por eso, no se recomienda utilizar más de dos veces por semana y descansar entre períodos de uso y no uso.

Otras frutas como la piña o las naranjas también pueden ayudarte a mantener los dientes limpios, pero no son tan eficaces porque no contienen tanto ácido como el limón.

Zanahorias crujientes

Puedes sentirte muy feliz la próxima vez que escuches el crujido de unas zanahorias en tu boca. ¿Por qué? Las zanahorias crudas son muy beneficiosas para eliminar la placa de los dientes y se conocen popularmente como limpiador natural.

Las zanahorias, además, acaban con las bacterias de nuestra boca, manteniendo el equilibrio ácido-alcalino de esta. Así que cada vez que estés comiendo zanahorias estarás blanqueando tus dientes y ayudándote a conseguir unas encías más sanas.

La manzana y el apio también son importantes agentes blanqueadores. Estos alimentos son ricos en vitamina C, que previene la enfermedad de las encías y la gingivitis y matan a las bacterias que causan el mal olor.

blanquear dientes en casa sin dañarlos

Bicarbonato sódico

Todos los expertos en salud dental coinciden en que uno de los blanqueadores de dientes más fuertes y seguros es el bicarbonato sódico. Es un neutralizador ácido excelente y ayuda a eliminar las manchas de los dientes, a la vez que protege el esmalte.

Puedes mezclar un poco de sal con bicarbonato sódico y aplicarlo suavemente en los dientes. Déjalo reposar durante dos o tres minutos y enjuágate con agua después. Tendrás los dientes más blancos y más brillante instantáneamente.

Extra: todo sobre el blanqueamiento dental con bicarbonato sódico, ¡en profundidad!

Por sí solo, el bicarbonato de sodio es seguro para nuestros dientes, reduce los ácidos nocivos y mata las bacterias que causan la placa. Puedes proceder a cepillarte los dientes de manera normal con bicarbonato de sodio y también es seguro y efectivo si lo combinas con sal.

Muchas pastas dentífricas disponibles normalmente en el mercado contienen bicarbonato sódico, pero si la tuya no lo tiene, puedes espolvorear un poco antes de cepillarte.

Calcio

Para asegurar unos dientes y encías más sanos, puedes utilizar también productos enriquecidos en calcio, como leche o queso. Por el contrario, el té negro y el café pueden manchar los dientes, así que es mejor si agregas un poco de leche si te los tomas. Un consejo extra puede ser utilizar una pajita para beber determinados brebajes y evitar así el contacto con los dientes.

Peróxido de hidrógeno

Las gárgaras con peróxido de hidrógeno tras el cepillado, realizando un enjuague, es un buen tratamiento blanqueador. Sin embargo, a menudo, los brebajes que podemos encontrar no tienen la suficiente concentración en peróxido para que sean realmente efectivos.

La combinación de este con bicarbonato es una excelente solución para blanquear dientes de manera natural. Para ello, mezclaremos ambos componentes a partes iguales hasta crear una pasta y procederemos a cepillarnos los dientes con ella. Después de este proceso, enjuágate y procede a cepillarte los dientes como lo harías normalmente.

Otros remedios naturales

  • Jabón: Aunque este remedio blanqueador puede no sonar muy bien y saber peor, es realmente efectivo. Cepíllate los dientes con jabón de pastilla sin perfume para eliminar más placa y sarro que con tu pasta habitual.
  • Hojas de laurel: Hojas secas o en polvo mezcladas con piel de naranja es una combinación perfecta para blanquear los dientes. Simplemente frota la mezcla sobre los dientes con movimientos circulares y enjugar después.
  • Dieta saludable: Comer más frutas y verduras y eliminar alimentos procesados o de comida rápida te provocará mucha menos caries. Tendrás unos dientes más sanos y blancos.
  • Salvia: Frotar hojas de salvia en tus dientes los limpiará, eliminará las manchas y hará que tu aliento huela genial. No obstante, ten cuidado de no frotar las hojas en tus labios, pues puedes hacer que obtengan un tono rojizo.
  • Espinacas: Aunque puede no ser muy agradable comer espinacas crudas para algunas personas, te puede ayudar a eliminar manchas de los dientes. Es un excelente apoyo para blanquear tus dientes.
  • Agua: Beber agua, sobre todo tras las comidas, te ayudará a tener unos dientes blancos y una boca sana.

Cómo prevenir la decoloración de tus dientes

Ya sabemos que hay una serie de alimentos que pueden provocarnos manchas y hacernos perder el blanco de nuestros dientes. Te damos una serie de medidas que deberías tomar para mantener tus dientes sin manchas el máximo tiempo posible.

  • Cervezas y refrescos: La cerveza y las bebidas gaseosas tienen mucha azúcar, lo que aumenta las probabilidades de tener caries. Además, los refrescos manchan nuestros dientes. Por tanto, para tener unos dientes más blancos intenta reducir el consumo de estas bebidas.
  • Café: Beber té y café de manera regular altera el color de tus dientes, por lo que debes tratar de evitarlo o reducirlo. Si sigues consumiendo este tipo de bebidas, intenta lavarte los dientes lo antes posible.
  • Dentista: Visita a tu dentista por lo menos dos veces al año para solucionar los problemas antes de que empeoren. Además, un buen dentista también te hará una buena limpieza cuando lo crea necesario.

evitar que los dientes pierdan color blanco

  • Enjuague bucal: Deberías tener cuidado con los enjuagues que utilizas. Algunos contienen alcohol y otros componentes químicos que pueden hacer que tus dientes se manchen.
  • Vino Tinto: El vino tinto no solo tiene mucha azúcar y alcohol, probablemente es el mayor agente de tinción. Si no quieres dejar de beber vino, puedes enjugarte la boca con agua después de una copa. También puedes combinar una copa de vino con un vaso de agua, así eliminarás el vino residual en tus dientes y reducirás la deshidratación que provoca. Para una tinción inferior, prueba el vino rosado o el blanco.
  • Tabaco: La nicotina contiene alquitrán y muchos otros productos químicos que manchan gravemente nuestros dientes. Por lo que uno de los mejores consejos blanqueadores que podemos darte es dejar de fumar o, al menos, reducirlo. En solo unos días, verás cómo tus dientes estarán más blancos y tu cuerpo en general te lo agradecerá. Olvida el tabaco y apuesta por tu salud.
  • Alimentos azucarados: Cuantos más alimentos con azúcar consumas, mayor es el riesgo que tienen tus dientes de descomponerse y sufrir enfermedades como las caries. Protege la salud de tu boca consumiendo azúcar con moderación.

Hemos repasado solo algunos de los remedios naturales más populares que podemos encontrar. Recuerda siempre informarte bien antes de utilizar cualquier producto, aunque sea natural. Algunos tratamientos son buenos, otros malos y algunos pueden ser peligrosos. Antes de considerar cualquier método, investiga un poco para mantener siempre la salud de tus dientes.

Si quieres tener unos dientes más blancos, recuerda estos consejos para ayudarte a conseguir este objetivo sin gastarte mucho dinero o tener que acudir al dentista. En tu casa, encontrarás muchos elementos que te van a ayudar a tener una sonrisa blanca y radiante. Sigue conectado y pronto descubrirás otros muchos más secretos y consejos para blanquear dientes.

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Tratamientos

To Top