Connect with us
como blanquear dientes
Tratamientos

Todo lo que necesitas saber sobre blanquear los dientes

¿Qué hacer y qué no hacer después de blanquear tus dientes? Todo sobre el Blanqueamiento Dental: Cómo tener una boca sana y limpia!!

Conforme te haces mayor, los dientes naturalmente se oscurecen. Incluso si bebes mucho té, café, vino tinto u otros alimentos o bebidas con colorantes potentes, los dientes pueden decolorarse antes durante tu vida. Otra de las causas más comunes de la decoloración es fumar, que produce que tus dientes sean amarillos. Las caries, los empastes y el sarro también contribuyen a su decoloración.

Actualmente, existen muchos productos que blanquean nuestros dientes y puede ayudar a aclararlos y recuperar ese blanco que tenían antes. Generalmente, estos productos contienen peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Cuando estos agentes químicos se descomponen, el oxígeno entra en la dura superficie externa, o esmalte, de los dientes y los deja blancos. La duración de los efectos serán diferentes para cada individuo y puede variar de apenas unos meses a tres años.

opiniones blanqueamiento dental

Historia y orígenes

Actualmente, existen muchos productos y servicios para ayudarte a mantener unos dientes blancos y limpios. Sin embargo, en toda la historia del blanqueamiento de nuestros dientes, la gente no siempre lo ha tenido tan fácil.

Las personas han intentado blanquear y limpiar su boca desde hace más de 5.000 años. Pero claro, en el año 3000 antes de Cristo, ellos no tenían acceso a cepillos de dientes eléctricos, hilo dental o enjuague bucal. Y aun así, se las arreglaron.

Los primeros humanos solían masticar palos para mantener sus dientes limpios. Se cogía cualquier palo normal y se masticaba uno de los lados. Este lado más desgastado y deshilachado se utilizaba para frotar los dientes y limpiarlos, eliminando así las partículas de comida y la placa. En realidad, este método todavía se utiliza en algunas civilizaciones y culturas menos desarrolladas.

como se lavavab los dientes en la prehistoria

Los primeros cepillos de dientes

En el siglo XVI, comenzaron a aparecer los cepillos de dientes de cerdas en China, con el palo de hueso de madera. Para las cerdas, se utilizaba pelo de cerdo. Pronto vieron que este sistema era más efectivo que sus métodos originales. Las cerdas conseguían introducirse entre los dientes y eliminar los restos de comida, así como la superficie.

En 1938, DuPont inventó el cepillo de dientes, tal y como lo conocemos actualmente, y se realizó una gran campaña contra el uso de pelo de cerdo para las cerdas de los cepillos. Utilizaron las desventajas que suponían los gérmenes y las posibles infecciones que podían causar como elementos clave para su marketing.

de donde viene el cepillo de dientes

No obstante, DuPont utilizaba nylon y era extremadamente duro y dañaba los dientes, así que los dentistas no lo recomendaban. Diez años más tarde, DuPont creó el vinilo suave y entonces las cerdas eran mucho más flexibles y saludables para los dientes.

Métodos por épocas

Egipto: piedra pómez y vinagre de vino

En cuanto al blanqueamiento dental, su práctica se inició hace unos 4.000 años con los antiguos egipcios. Entonces, utilizaban piedra pómez molida mezclada con vinagre de vino para crear la pasta para blanquear los dientes. Tener unos dientes blancos era un símbolo de belleza y riqueza. Aunque este mejunje puede parecer bastante terrible, no es lo peor que se ha usado para lograr este propósito.

Época romana: orina

Por ejemplo, los romanos recurrieron a la orina para ello. El amoníaco en la orina parecía útil para este objetivo y todavía hoy se utilizan productos que contienen amoníaco. Los primeros dentistas reconocieron el poder blanqueador del amoníaco y lo empezaron a utilizar.

Muchos de los productos que utilizamos para limpiar nuestros dientes hoy en día todavía contienen amoníaco. Sin embargo, hemos avanzado un poco más y ya no tenemos que utilizar la orina.

primeros cepillos de dientes

Siglo XVII: los ácidos

Durante el siglo XVII, las personas visitaban al barbero para un buen corte de pelo y un blanqueado dental. Empezaron practicando extracciones de dientes y pronto se lanzaron al mundo del blanqueamiento. El barbero limaba los dientes y aplicaba un ácido para este proceso.

Esto provocaba unos dientes más blancos pero, a su vez, también caries por la erosión del esmalte de los dientes. Sin embargo, por la importancia que se le daba a tener unos dientes más blancos, esta práctica se estuvo llevando a cabo hasta bien entrado el siglo XVIII.

Siglo XVIII: el fluoruro

Alrededor de la década de 1840, la gente empezó a utilizar fluoruro como forma de mantener sus dientes sanos y libres de caries. Aunque poco después la comunidad científica se dio cuenta de que un exceso podría mancharlos.

Esto se produce especialmente en los niños que utilizan cremas dentales con flúor. Además, la ingesta de estas pastas de dientes en vez de escupirlas puede causar decoloración en los dientes a posteriori.

La importancia de la limpieza bucal

Existen varias opciones para blanquear tus dientes. Por un lado, tenemos la compra de kits de blanqueamiento dental para utilizar en tu propia casa. Por el otro, puedes ir al dentista si buscas un blanqueamiento más profesional.

Siempre es recomendable asistir al dentista en primer lugar para hacer una revisión dental antes de realizar cualquier tipo de proceso en tus dientes. Además, debes tener en cuenta que el blanqueo no funcionará si tienes una dentadura postiza, carillas, coronas o rellenos, pero tu dentista sí que puede reemplazarlos si están descoloridos por unos más nuevos.

encías sanas para blanquear dientes

También debes asegurarte de que tus encías gozan de una buena salud. Si has sido sometido a un tratamiento de conductos raticulares en cualquiera de tus dientes, es posible que sufras decoloración. Para aliviar este proceso, es posible aplicar los productos en el interior del diente.

En el caso de que tengas algún tipo de enfermedad en tus dientes, siempre deberás ser tratada antes de someterte a cualquier tratamiento de blanqueamiento. Incluso existen casos en los que no es recomendable. Por ejemplo, este proceso no suele ser recomendado para embarazadas o mujeres lactantes. Si eres menor de 18 años, es ilegal ser tratado con un producto que contenga más de un 0,1% de peróxido de hidrógeno.

¿Estás buscando una sonrisa más blanca y brillante? Si estás satisfecho con la apariencia de tus dientes, o tus dientes no son lo suficientemente blancos como te gustaría que fueran, blanquear los dientes es una solución fácil y accesible que podrías intentar.

¡Las sonrisas son valiosas!

Las estadísticas revelan que nosotros ponemos un gran valor a nuestras sonrisas. Según una encuesta de la Academia Americana de Odontología Cosmética:

“Casi todos los adultos (hasta un 99,7%) creen que una sonrisa es una herramienta social muy importante. El 96% de los adultos creen que una sonrisa atractiva hace que una persona sea más atractiva para los miembros del sexo opuesto.”

Tres cuartas partes (74%) de los adultos sienten que una sonrisa poco atractiva puede hacer perder la oportunidad de una persona para tener éxito profesional.

Y cuando se le preguntó a los encuestados “¿Qué le gustaría mejorar más acerca de su sonrisa?”, la respuesta más común fue: dientes más blancos y brillantes. Si no estás contento con tu sonrisa, el blanqueamiento de dientes en casa puede ser un buen primer paso.

Por qué es bueno tener los dientes blancos

Aumenta la confianza en sí mismo

Esto puede ser la ventaja más obvia, pero mucha gente no se da cuenta de qué efecto positivo puede tener en su autoestima. Un aumento del brillo de su sonrisa realmente puede aumentar su confianza en sí mismo y mejorar la forma en que se siente por sí mismo. ¡Es un proceso rápido y sencillo que puede tener efectos potencialmente duraderos! A su vez, el hecho de tener unos dientes amarillos puede perjudicar la confianza de las personas.

Tratar a los demás de manera más positiva

Cuando uno se siente mejor consigo mismo, trata a los demás más positivamente (es sólo una simple ecuación de la vida). Gente positiva animan y edifican a los demás, por lo que con esta inyección de confianza ¡todos ganan!

Fácilmente accesible y adquirible

Aparte de los cambios inmediatos y visibles del blanqueamiento de dientes, también hay otra gran ventaja de este proceso si lo haces en caasa, que es fácilmente accesible y adquirible. El blanqueamiento dental puede variar desde unos pocos dólares a unos pocos cientos de dólares, lo cual encontramos bastante razonable teniendo en cuenta que logra una diferencia estética. Siempre puedes acudir a tu clínica dental de confianza o llevarlo a cabo en tu propia casa.

cuanto dura un blanqueamiento dental

Mejora la apariencia de forma rápida y drásticamente

El blanqueamiento dental es una de las formas más sencillas de lucir más joven. Dado a este “arreglo” fácil, millones de personas se aprovechan de los distintos métodos para lograr resultados drásticos. Hay muchas maneras de blanquear los dientes, pero una solución efectiva y rápida es utilizando unos buenos productos: ¡es una de sus mejores apuestas!

No hay efectos secundarios dañinos o tiempo de inactividad

Una de las mayores ventajas de blanqueamiento de dientes, tanto si lo haces en casa como en la clínica, es que no hay efectos secundarios o tiempo de inactividad. Por lo general, con los procedimientos cosméticos, la gente puede esperar a estar sin trabajar en cualquier lugar desde unos pocos días hasta meses. Por otro lado, un blanqueamiento dental en el hogar tiene absolutamente ningún efecto secundario y absolutamente ningún tiempo de inactividad!

Precauciones y consejos

Seguro que habrás escuchado los siguientes consejos muchas veces, pero realmente son las pequeñas acciones las que te pueden dar una boca sana, limpia y unos dientes blancos. Sigue estos pequeños trucos que te ayudarán a mejorar la apariencia de tus dientes:

  • Cepillado regular con una pasta dental con fluor.
  • Dejar de fumar.
  • Reducir alimentos y bebidas que pueden manchar los dientes, tales como té, café o vino tinto.
  • Visitar a tu dentista de manera regular y hacerte una limpieza profesional para eliminar el sarro acumulado.

Actualmente, los expertos aún están revisando la efectividad de los dentífricos que aclaman tener cierto poder blanqueador.

10 cosas que debes saber sobre el blanqueamiento dental

Ahora, vamos a intentar resumir en estos diez puntos todo lo que hay que saber sobre como blanquear los dientes y olvidarte de unos dientes amarillos. Sigue estos diez puntos y pronto podrás gozar de una sonrisa blanca y radiante. Si necesitas más información, hemos creado diferentes páginas y artículos para intentar responder a todas las dudas que puedan surgir en relación a este proceso. Esperamos serte de utilidad.

Un método adecuado y efectivo para cada persona

¿Estás preocupado por tener unos dientes manchados o descoloridos cada vez que sonríes? Tenemos buenas noticias. No importa el presupuesto que tengas o el poco tiempo del que dispongas, siempre vas a ser capaz de encontrar una opción para blanquear tus dientes: desde el uso del bicarbonato como pasta dentífrica, o tiras en kits más asequibles hasta un tratamiento más profesional. Desde aquí, ya te damos algunos precios de blanqueamiento de dientes.

Vale la pena

Cuando tienes la certeza de tener unos dientes blancos y bonitos y los dejas ver con tu sonrisa, seguro que te sentirás más seguro de ti mismo y con más confianza. Además, mejorará tu aspecto global y te hará parecer más joven.

En un estudio del año 1998 por parte de la Academia de la Odontología Cosmética Americana, se demostró que el 85% de las personas creen que la sonrisa es parte esencial en el atractivo del individuo. Asegúrate de tener un punto a tu favor.

como se hace un blanqueamiento dental

Es seguro

Los métodos comunes, a base de peróxido de hidrógeno, no dañan los dientes. Es cierto que algunas personas pueden experimentar ciertos efectos secundarios después del blanqueamiento por un tiempo, como dientes sensibles o irritación de las encías. De hecho, la irritación no es consecuencia del compuesto, sino que es causada por la bandeja utilizada para ello. Así pues, es un tratamiento totalmente seguro y lo aprueban todas las asociaciones dentales nacionales e internacionales.

Este tipo de tratamiento cosmética se lleva utilizando más de cien años. Las organizaciones dentales más reconocidas en todo el mundo avalan esta práctica como totalmente segura siempre que se sigan unas sencillas medidas de seguridad pertinentes. Cualquier proveedor profesional de productos incluirá unas instrucciones detalladas de su uso.

Este debate se centra básicamente en dos temas principales: la exposición del gel a las encías y tejidos blandos de la boca o labios, y a la sensibilidad dental. Ambos efectos pueden ser minimizados mediante el uso de productos profesionales y reduciendo el tiempo que se expone el gel.

Al igual que con cualquier procedimiento cosmético, existen ciertos riesgos potenciales. Afortunadamente, con un tratamiento profesional estos efectos secundarios son temporales. Por ejemplo, es posible que se tengan ciertas molestias, irritación o sensibilidad, pero es algo puntual y pasajero.

Minimiza los efectos secundarios

Como ya hemos visto, algunas personas sí que experimentan efectos negativos menores. Si estás siguiendo un proceso de varios días y empiezas a notar molestias, es mejor que dejes reposar tu boca antes de continuar. Si la sensibilidad persiste, prueba a cambiar de pasta de dientes a una especializada en dientes sensibles. Estas contienen ingredientes que ayudan a calmar las terminaciones nerviosas de los dientes.

Además, si el tratamiento utiliza bandejas, utilizado durante periodos de tiempo más cortos. Al final, el resultado será el mismo.

Resultados de calidad en tu casa

Quizá te puede sorprender, pero tanto si vas a la consulta de tu dentista como si optar por un producto aplicable en tu casa, puedes conseguir grandes resultados. Entonces, ¿por qué la gente se gasta más dinero en un proceso más profesional? Por un lado, está la desconfianza hacia estos productos. Por el otro, tenemos que los resultados son mucho más rápidos con nuestro dentista. Los kits para el hogar suelen tardar unas dos semanas en obtener los mismos resultados que se tendrían con una o dos visitas al médico.

No dura para siempre

Generalmente, sus efectos durarán entre seis meses y un año. Por supuesto, esto dependerá de cada persona y del método utilizado. Por ejemplo, si pasas por la consulta de un profesional, su efecto durará más. Sin embargo, si tienes el kit con las bandejas en tu casa, solo tienes que comprar el gel para poder realizarlo a los pocos meses.

Esto dependerá del producto que se utilice y el estilo de vida que lleves.

Si eres fumador, bebes vino regularmente u otras sustancias con colorantes, tus dientes blancos se mancharán con rapidez. No existe una respuesta absoluta y universal a esta pregunta, pero, por lo general, puedes tener un máximo de dos años los dientes blancos con un procedimiento profesional y si tienes cuidado con tu dieta y tu higiene bucal.

Sin embargo, la mayoría de personas no están pendientes todo el rato de lo que comen o beben. Es normal, pero intenta cepillarte los dientes cuando consumas cualquier tipo de alimento, siempre que sea posible. Deja pasar unos minutos tras la comida, no lo hagas inmediatamente, pues el ácido que se forma en la boca puede perjudicar los dientes al convertir tu cepillado en más abrasivo.

Las pastas de dientes blanqueadoras pueden engañar

Esas pastas de dientes blanqueantes no tienen el ingrediente activo clave para que puedan tener ese nombre: el peróxido de hidrógeno. En su lugar, utilizan componentes abrasivos suaves y agentes de pulido para limpiar los dientes y ayudar a eliminar las manchas más superficiales. Además, pueden provocar una sonrisa más brillante, pero en ningún caso podrán blanquear tus dientes.

opiniones blanqueamiento dientes

Cuidado con los alimentos que manchan

Normalmente, consumimos alimentos y bebidas que nos pueden manchar nuestra dentadura: el café, el té, refrescos, las cerezas, etc. Lo ideal sería intentar evitar estos productos, pero en muchos casos es algo casi imposible. Así pues, trata de cepillarte los dientes tan pronto como acabes.

La importancia de un buen cepillado

Cepillarte los dientes con fuerza y más a menudo no te los hará más blancos. En realidad, puede producir el efecto contrario. Si te cepillas demasiado fuerte o con un cepillo con las cerdas muy duras, puedes quitar el esmalte de los dientes con el tiempo.

Cuanto más fino sea el esmalte, más se verá la segunda capa, que es la dentina, de un color amarillento o marrón. Es evidente que ese color no es el que queremos mostrar cuando sonreímos. Por tanto, cepilla de manera suave y con un cepillo de cerdas suaves. También puedes probar con nuestro favorito, el cepillo Oral B Vitality.

Vigila con los remedios naturales

Hay mucha desinformación acerca del blanqueamiento dental. Por ejemplo, circulan ciertos métodos caseros para blanquear los dientes con limón. Es cierto que puede hacer tus dientes más blancos, pero debes utilizar con precaución este método, pues también puede corroer el calcio de tus dientes, debilitarlos y hacerlos más propensos a las caries. No te fíes de todos los remedios caseros para blanquear dientes que encuentres.

Mitos

Actualmente, disponemos de muchísima información en este mundo globalizado y aunque esto es mayoritariamente positivo, a veces puede resultar perjudicial. No es la primera vez que se crean mitos y falsas verdades sobre ciertos fenómenos o desinformación sobre alguna cuestión. En el campo que nos ocupa, existen muchas mentiras que circulan sobre el blanqueamiento dental. Por ese motivo, queremos repasar los mayores mitos que existen al respecto.

Puede estropear tu esmalte dental

Este proceso utiliza normalmente agentes como el peróxido de hidrógeno o el peróxido de carbamida, que son ingredientes activos en los geles blanqueadores. El peróxido de hidrógeno es un agente blanqueador que se convierte en agua y libera una molécula de oxígeno durante la reacción química. Tanto el agua como el oxígeno son componentes comunes y seguros en nuestra vida cotidiana.

Las partículas de oxígeno penetran en la superficie de los dientes y eliminan las partículas que provocan la tinción. Aunque nuestros dientes parezcan una superficie suave y lisa, en realidad es rugosa y con huecos, y están formados por diminutas estructuras cristalinas. Podemos visualizar todo este proceso como los anuncios televisivos anuncian cómo eliminan las manchas de la ropa sus detergentes.

El blanqueamiento dental es una práctica segura

Un gel blanqueador profesional que contiene este tipo de agentes químicos no es lo mismo que cualquier método casero con amoníaco o cualquier otro producto que sí que puede llegar a dañar nuestros dientes. De hecho, nuestros cuerpos producen el peróxido de hidrógeno de manera natural.

Sin embargo, es cierto que existen ciertos productos ácidos que pueden quitar el esmalte de los dientes. Si te decides a buscar un producto blanqueador por tu cuenta, asegúrate de que lleva peróxido de hidrógeno y que tiene un pH equilibrado, por lo que su nivel de acidez es bajo. En este sentido, también debemos tener en cuenta que el ácido se puede utilizar para lograr unos dientes más básicos, aunque se debe hacer con mucha precaución.

Todos los geles son iguales

Las dos opciones más generalizadas son el peróxido de carbamida y el de hidrógeno. Ambos producen un efecto muy similar, aunque la carbamida actúa más lentamente y se recomienda utilizar con un acelerador o durante la noche. Además, se necesita una concentración más elevada de carbamida que de peróxido de hidrógeno, unas tres veces más.

Debido a que este último es un producto químico inestable, es más caro de producir. Es por eso que muchos proveedores solo ofrecen productos basados en el primer componente. Así pues, el hidrógeno reacciona inmediatamente cuando entra en contacto con los dientes y es más adecuado para tratamientos de corta duración y no se necesita una luz aceleradora.

Las luces LED no sirven para nada

También existe cierta polémica alrededor de este asunto. Muchos kits blanqueadores proporcionan aparatos que parecen un juguete e incluso algunos dentistas han asegurado que las luces LED y otras luces aceleradoras no son más que un truco.

Se han realizado muchos estudios que muestran que el uso de un acelerador LED profesional sí que funciona para acelerar la oxidación en el gel. Esto tiene efecto sobre todo con el gel de carbamida, más lento químicamente.

Las luces LED profesionales aceleran el proceso de blanquear dientes

Hoy en día, muchos dentistas utilizan este procedimiento y ofrecen resultados verdaderos. Puedes preguntar tú mismo a tu dentista si nota la mejoría en el uso de la luz en estas condiciones.

No obstante, no todas las luces son iguales. Algunos dentistas utilizan lámparas de tecnología más antigua, como el plasma o la luz ultravioleta. Este tipo de tecnología calienta la superficie del diente para liberar el oxígeno del gel, aunque también puede provocar daños en la boca, las encías y en los labios. Además, como ya hemos comentado, muchos aparatos de luz que venden algunos productos pueden no tener ningún efecto. Esta es una de las razones por las que se recomienda un tratamiento más profesional en la consulta de tu dentista.

Otro caso en el que este acelerador puede no funcionar de manera tan efectiva es según el tipo de bandeja que se utilice para mantener el gel en la boca. Debe de ser una bandeja especial que permita el paso de la luz sin poner gran resistencia.

La última tecnología que se utilizan en la mayoría de consultas actuales es el LED frío o luz fría, que es un espectro de luz que no calienta los tejidos de nuestra boca. Esto lo convierte en un proceso aún más seguro.

Debes de ir a un dentista para ver resultados

Existen en el mercado muchos productos que puedes utilizar en la comodidad de tu hogar y que son realmente efectivos. Es cierto que un dentista puede ofrecerte mayores resultados, o al menos más inmediatos, porque les está permitido utilizar geles con una mayor concentración de peróxido, además de tener los últimos productos y tecnología a su disposición.

Sin embargo, este es un proceso no apto para todos los bolsillos y un buen producto que puedas encontrar en tu farmacia local puede producirte el mismo efecto blanqueador si sigues las instrucciones cuidadosamente. Si tuvieras algún problema durante su uso, siempre debes acudir a tu dentista o médico.

Existen diferentes tipos de geles blanqueadores

Los geles extranjeros no son seguros

La mayoría de productos se manufacturan en fábricas extranjeras. Esto se debe a la globalización de la economía. Realmente no hay gran diferencia en la procedencia de los productos que puedas utilizar pues los componentes que se utilizan son los mismos en todo el mundo. Además, cualquier producto que se importe debe pasar unas medidas de seguridad estándares en toda la Unión Europea. Así pues, si tu gel blanqueador está fabricado en China, no tienes por qué preocuparte.

Como medida de precaución, debes saber que si el peróxido de hidrógeno está caducado, lo podrás saber de inmediato. Este gel se vuelve de color blanco lechoso en cuanto se oxida y pierde todo su efecto. Si lo utilizas, no te causará ningún daño en la dentadura, pero habrá perdido su poder blanqueador.

Son necesarias las bandejas personalizadas de protección bucal para un mayor resultado

Aunque los dentistas utilizarán bandejas personalizadas que se amoldarán a tu dentadura, las que vienen con cualquier producto blanqueador realizan su función correctamente. Estas bandejas hechas para ti son más caras y más cómodas, pero son igual de eficaces que las bandejas normales. Normalmente no tienes que llevarlas durante largos periodos de tiempo, así que puede que te sea algo incómodo, pero es algo temporal.

Los productos blanqueadores llevarán bandejas igual de útiles

Otro de los problemas que pueden surgir con este tipo de protectores es que el espacio que hay entre estos y la superficie del diente sea menor. Si hay menos gel, el efecto será menor. Pero recuerda que puedes utilizar estas bandejas más veces, por lo que solo tienes que repetir el proceso algún día más.

Todos los dientes son iguales y los resultados del blanqueamiento debe ser una sonrisa de estrella de cine

Lamentablemente, algunas personas tienen expectativas poco realistas y suelen quedarse decepcionadas con sus dientes tras el proceso. Este tratamiento depende de muchos factores. Por un lado, los dientes de cada persona son únicos en su composición mineral, por lo que producirá un resultado diferente en cada persona.

Si tus dientes son genéticamente más amarillos, los resultados no serán unos dientes tan blancos, independientemente del producto que utilices. Algunas personas también tienen una fuerte tinción debido al uso de algunos productos, como los antibióticos, que no se pueden eliminar fácilmente o del todo. Además, hay personas con dientes teñidos ligeramente de gris o azul por lo que el peróxido de hidrógeno no funciona tan bien.

dientes blancos de famosos

Es normal que las personas se fijen en las estrellas de Hollywood en la televisión y en el cine y esperan una dentadura igual de perfecta. Por desgracia, no siempre es posible. Los agentes químicos tienen un límite de eficacia y puede no producir un blanco tan puro.

¿Esto quiere decir que las estrellas simplemente han tenido suerte con su genética? No, significa que se someten a tratamientos muy caros y utilizan otros métodos como carillas de porcelana para enderezar los dientes y obtener ese blanco inmaculado. Es evidente que cualquier persona siempre tiene esa opción, aunque es notablemente más cara que un simple gel blanqueador.

Si tengo capas, coronas o carillas, no puedo someterme al procedimiento

Mientras que el peróxido de hidrógeno solo blanquea los dientes naturales, también limpia todas las superficies, incluyendo las artificiales. No obstante, consulta con tu dentista y coméntale cada aspecto de tu boca, para poder encontrar la solución adecuada.

A veces, cualquier tipo de procedimiento posterior puede debilitar este tipo de sustancias artificiales y la unión con los dientes. Además, tu dentista deberá ser consciente de ello, pues deberá equiparar el color de tus carillas o coronas al de los demás dientes naturales. No querrás una dentadura multicolor.

Esperamos haberte ayudado a resolver algunas dudas sobre este proceso y haber desmentido algunos mitos formados a su alrededor. Recuerda que es una práctica totalmente segura y beneficiosa, que puede darte esa sonrisa blanca y radiante que siempre has querido.

Qué hacer y qué no hacer

Todo el mundo quiere una sonrisa blanca y brillante y haría lo posible para que siga siendo así. El blanqueamiento dental es una gran manera de conseguir el tono perfecto de blanco para tus dientes, pero es importante saber qué hacer después de este tratamiento para poder alargar sus efectos todo lo posible.

Es muy importante que mantengas unos dientes blancos y sanos. Una dentadura blanca te dará la confianza que necesitas para hablar con gente y sonreír. Mucha gente se avergüenza por tener los dientes amarillentos o con manchas.

qué hacer despues del blanqueamiento

No debes…

Existen muchas razones por las cuales podemos tener estas manchas en nuestra dentadura. Lo primero que deberías hacer sería averiguar las razones e intentar evitar aquellos hábitos que te están perjudicando tu sonrisa. Por mucho que procedas a realizar un blanqueamiento dental, sus resultados no serán duraderos si sigues cometiendo los mismos errores que te han llevado a perder esa sonrisa radiante.

Hay una serie de cosas que deberías evitar si quieres tener una boca sana y unos dientes blancos. Muchas personas siguen métodos erróneos que les pueden conducir a efectos perjudiciales.

  • No intentes beber ni comer nada más que agua durante la hora posterior al proceso. Si utilizas un gel para blanquear los dientes, el gel abre los poros del esmalte, lo que provoca que tus dientes sean más vulnerables que nunca a los agentes de tinción.
  • No fumes ni consumas alimentos que manchan durante las siguientes 24 o 45 horas. Cuánto más esperes, mucho mejor. Ya vimos los alimentos que te manchan los dientes. Son productos como el café, el té o las salsas.
  • Evita el uso de brillo de labios o lápiz labial inmediatamente después del tratamiento. El pintalabios suele manchar los dientes.
  • Tras el tratamiento, espera al menos un mes para volver a utilizar algún kit casero de blanqueamiento dental. Si decides utilizarlo después de ese mes de precaución, deberías ser cauteloso. Un exceso de gel puede provocar un color no deseado y daño a tus dientes y a tus encías. Deja reposar a tu boca.

Qué hacer

  • Lávate los dientes y enjuágate consistentemente. Esto ayudará a mantener los dientes sanos y proteger el blanco durante más tiempo. Nunca te olvides de hacerlo al menos dos veces al día. Hazlo con cuidado, sin presionar demasiado. Lo ideal es realizar un cepillado común después de cada comida, al menos durante dos minutos.
  • Lógicamente, debes de tener cierta rutina higiénica para mantener tu dentadura sana.
  • Plantéate empezar a utilizar cañas o pajitas. Esto ayudará a minimizar el contacto de la bebida con la parte frontal de tus dientes.
  • Enjuágate la boca después de cada comida. Esto eliminará las partículas de alimentos que se encuentran atrapados entre los dientes.
  • Enjuágate el gel de los dientes y la boca sin tragar.
  • Cepilla tus dientes a los 60 minutos utilizando una pasta dental que tenga flúor para ayudar a sellar los dientes.
  • También es recomendable utilizar un enjuague bucal para conseguir un aliente más fresco y eliminar las máximas bacterias posibles.
  • Cuando se trata de tu boca, deberías asegurarte de optar siempre por la mejor solución para blanquear dientes. Ante todo, necesitas encontrar un buen producto blanqueador. Existen determinados ingredientes que son especialmente eficaces para eliminar las manchas de nuestra dentadura.
  • Ten cuidado a la hora de elegir la marca de tu pasta de dientes. Asegúrate de que no tiene componentes químicos que pueden dañar tu dentadura. Incluso existen marcas que pueden ayudarte en tu objetivo de blanqueamiento dental. Si encuentras una marca que te ayuda, sigue con ella.
  • Visita a tu dentista regularmente para evitar cualquier sorpresa desagradable.
  • Si tienes sensibilidad en los dientes, utiliza una pasta dental desensibilizante.
  • Si sientes cierto hormigueo en las encías, puedes comprar en la farmacia algún producto para su alivio. Esto ayudará a prevenir la formación de úlceras en la boca y disminuirá la incomodidad y la duración de cualquier posible irritación de las encías.

Recuerda que siempre tienes la opción de recurrir a un profesional. Un dentista sabrá ayudarte y darte un servicio rápido y efectivo, aunque un poco más caro. Si lo prefieres, puedes acudir a tu farmacia de confianza o buscar productos blanqueadores en Internet.

Si sigues leyendo en esta página web, intentaremos ofrecerte toda la información real y veraz que existe alrededor de este proceso. Descubre todo lo que hay que saber para tener unos dientes blancos.

 

Si te ha gustado el artículo, ¿podrías compartirlo en tus redes sociales?
¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Tratamientos

To Top
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
Pinterest
Pinterest
Google+
https://mindfit.club/tratamientos/blanqueamiento-dental">