Connect with us
los beneficios en la salud y bienestar de salir a correr
Running

Los 10 mayores Beneficios del Running para la salud

¿Quieres tener motivos para salir a correr más asiduamente? Descubre los 10 PRINCIPALES beneficios correr y mantén tu cuerpo y mente SANOS.

Hoy en día, vayamos donde vayamos, ya sea para ir a trabajar, para ir a tomar algo con un amigo o bien para ir de compras, uno siempre se encuentra a gente practicando running. Si no eres un corredor asiduo, probablemente pensarás que la gente corre por correr y que no lo hacen para ponerse en forma o perder peso, sino por el simple hecho de seguir una moda o tendencia o colgar una foto en las redes sociales y ser el más popular entre su grupo de amigos.

No obstante, este auge no puede ser solo consecuencia del “bombo” que se ha originado durante los últimos años, de otra manera no se explicaría el hecho de que cada vez haya más y más gente que coge la rutina de correr todos los días. Porque practicar running con regularidad tiene muchos beneficios para el organismo, ya sea a nivel físico, fisiológico o mental. ¿Quieres conocerlos? ¡Ponte las zapatillas y prepárate para mejorar tu salud y tu bienestar!

¿Cuáles son los beneficios de correr?

las ventajas de salir a correr normalmente

1 – Fortalecimiento de huesos y articulaciones

El running tiene un papel importante en la prevención de enfermedades como la osteoporosis, la osteoartritis o las facturas por estrés gracias a que es una actividad que potencia el aumento de la densidad mineral ósea. De esta manera, los corredores más habituales tienen unos huesos más sanos y fuertes y, por ello, presentan una menor probabilidad de sufrir patologías tan fastidiosas como el ya comentado dolor de rodilla.

Esto contradice claramente todas las falsas creencias y mitos que se han ido transmitiendo desde tiempos remotos en referencia al running, como aquellos que afirman que correr destroza las rodillas y desgasta progresivamente huesos y ligamentos. Se trata de una interpretación, todo sea dicho, totalmente falsa y carente de argumentos que la apoyen.

En todo caso, el problema radicaría en la frecuencia de entrenamiento. Al fin y al cabo, se trata de una cuestión de abuso, si corres durante 2 horas cada día y no descansas, sería ingenuo pensar que nuestro cuerpo se encontrará en el máximo de sus facultades a medio-largo plazo. Ahora bien, si corres 30 minutos entre dos y cuatro veces a la semana te garantizamos que tus huesos gozarán de un perfecto estado, mucho mejor que si tuvieras un estilo de vida sedentario.

La importancia del calcio
Si quieres tener una estructura ósea robusta, además de correr te recomendamos que ingieras alimentos ricos en calcio como los lácteos o las verduras de hoja verde. El calcio es un elemento indispensable para mantener una buena densidad ósea.

2 – Menos grasa y músculos más tonificados

Consigue unas piernas marcadas y un tren superior envidiable. Elimina la capa de grasa que recubre los músculos y haz que estos luzcan como nunca antes lo han hecho

Una de las características que más llama la atención cuando nos fijamos en el cuerpo de un atleta es su excelente definición muscular. Y es que, sin duda alguna, correr constantemente ayuda a que los músculos tengan un mejor tono debido a que se produce una mayor eliminación de grasa. 

Para maximizar la quema de grasas y mejorar la definición muscular es imprescindible llevar a cabo entrenamientos de tipo aeróbico, que deben realizarse a alta intensidad durante 20-25 minutos o a una intensidad más moderada durante 30-60 minutos. En estos casos, el organismo potenciará el metabolismo de lípidos sin alterar la estructura de los músculos.

Por ello, es muy importante que tengas claro cómo realizar tus aeróbicos. Si lo haces a baja intensidad apenas se obtendrán mejoras a nivel muscular (sí que hay beneficios a nivel de estrés). Si por el contrario decides correr a alta intensidad, sobre todo en entrenos de larga duración, incluso será contraproducente ya que estarás destruyendo músculo.

¿En qué se basa el entrenamiento aeróbico?
En el entrenamiento aeróbico, entre el 95 y el 99% de la energía necesaria para realizar la actividad se obtiene a partir del oxígeno, que actúa en los procesos de oxidación de grasas y azúcares. Por este motivo, hay que saber cómo respirar correctamente al correr con el objetivo de incrementar la absorción de oxígeno y, en consecuencia, tener una mayor quema de grasas y definición muscular.

Eso sí, si pretendes conseguir un six-pack ultradefinido, aparte de correr te recomendamos un trabajo muscular de base en el gimnasio como estos ejercicios de abdominales. Unos músculos previamente trabajados siempre será más fácil tonificarlos.

3 – Acelera la pérdida de peso

Uno de los mayores beneficios del running es la pérdida de peso. Y es que salir a correr adelgaza puesto que es una actividad donde se quema una gran cantidad de calorías y se reduce considerablemente la grasa corporal. Con la degradación de grasas no solo conseguirás unos músculos perfectamente visibles sino que también presumirás de figura.

Los corredores habituales suelen presentar una aceleración del metabolismo, de aquí que se produzca un alto consumo de calorías y grasas. Por lo tanto, con un ritmo metabólico más alto, mantendrás el alto gasto calórico incluso pasado un tiempo después de haber finalizado el entrenamiento.

Si deseas saber cómo tienes que planificar tus entrenamientos para perder peso, te sugerimos que visites nuestro post referente a adelgazar corriendo. En este encontrarás todas las pautas necesarias, desde la frecuencia de entrenamiento hasta la duración o la intensidad de este.

Además, adelgazar tiene una importante implicación psicológica. Y es que muchas personas tienen problemas de autoestima y confianza en ellos mismos por no tener el cuerpo deseado. Entonces, si se consigue perder peso y se van alcanzando los objetivos previstos, la situación emocional dará un vuelco de 360 grados y el individuo estará mucho más animado y podrá enfrentarse a todos los nuevos retos con una actitud positiva.

4 – Mayor capacidad pulmonar y cardiovascular

Si sales a correr asiduamente, seguramente te habrás dado cuenta que a medida que van pasando la semanas obtienes una mejora importante en tu rendimiento atlético y eres capaz de entrenar durante más tiempo sin cansarte. Pues bien, este progreso se explica fundamentalmente por una mayor eficiencia de dos sistemas de nuestro cuerpo: el sistema respiratorio y el sistema cardiovascular.

Los sistemas respiratorio y cardiovascular funcionan de manera coordinada. Aquellas personas con una mayor capacidad respiratoria también tendrán una mayor capacidad cardiovascular.

Así pues, salir a correr todos los días o de manera regular hace que ambos sistemas se fortalezcan, sobre todo sus dos órganos principales: los pulmones en el sistema respiratorio y el corazón en el sistema cardiovascular. Por una parte, los pulmones aprenden a captar más oxígeno (que implica una mayor capacidad pulmonar) y, por otra, el corazón aumenta de tamaño y puede bombear más sangre (mayor capacidad cardiovascular).

los efectos en el corazón y los pulmones

Una vez aumenta la capacidad de los dos sistemas es cuando todo cobra sentido. De esta manera, cuanto más aire llega a los pulmones, más oxígeno pasa al torrente circulatorio. Entonces, la sangre cargada de oxígeno llega al corazón. Este último al haber aumentado de tamaño, será capaz de bombear un mayor flujo de sangre, de manera que también transportará más oxígeno a los músculos. ¿El resultado?

Gracias a la alta concentración de oxígeno que llega a los músculos a través de la sangre, estos serán capaces de obtener más energía y ser sometidos a esfuerzos más duraderos. Por tanto, en estas condiciones el corredor ganará resistencia e incrementará su rendimiento deportivo.

Asimismo, otra de las ventajas de correr para los sistemas cardiovascular y respiratorio es la menor probabilidad de sufrir ciertas enfermedades. Unos pulmones fortalecidos son menos susceptibles a desarrollar alguna complicación respiratoria en el futuro, mientras que una persona con un corazón fuerte y saludable tiene un menor riesgo de infarto.

ATENCIÓN
El corazón y los pulmones tienen sus límites. Si corriendo notas alguna molestia en el pecho o te ahogas en exceso, acude inmediatamente a tu médico para que te someta a una prueba de esfuerzo.

5 – Aparato digestivo más sano

La práctica de running resulta muy beneficiosa para el aparato digestivo. Un metabolismo más veloz no solo está relacionado con una aceleración del proceso de adelgazamiento sino que también provoca una digestión más fluida. Por esta razón, los corredores lidian con menos frecuencia con la típica sensación de pesadez estomacal o padecen tantos procesos de estreñimiento.

El ejercicio físico favorece el tránsito intestinal y regula los hábitos de evacuación, muy importante para prevenir futuras enfermedades como la diverticulosis o el cáncer de colón.

Por otra parte, muchos síntomas gastrointestinales como el colón irritable, la acidez estomacal o la gastritis son consecuencia del estrés. Teniendo en cuenta que correr también reduce el estrés (luego lo discutiremos en detalle), dichos síntomas se presentan con menos recurrencia en los corredores habituales.

Y además...
Correr provoca cambios en hormonas reguladores del apetito como la grelina o la leptina, que bajan su concentración en la sangre. Si estas disminuyen, el individuo evitará la ingesta de comidas copiosas, siempre asociadas a molestias gastrointestinales.

6 – Sistema inmune reforzado

El sistema inmune o inmunitario es el conjunto de estructuras y procesos biológicos que se encargan de defender el organismo ante un agente externo como un virus o una bacteria.

Algunos estudios han demostrado que el ejercicio físico de intensidad moderada o baja está directamente relacionado con un incremento de las células defensivas del sistema inmune. En este sentido, correr durante 60 minutos a un ritmo bajo-medio (que se puede considerar como una actividad de intensidad moderada) tendría un efecto positivo en el estado inmunitario del corredor.

Este tipo de actividad física hace que los individuos sean menos susceptibles a desarrollar una enfermedad autoinmune y que sean más resistentes a las infecciones de repetición (faringitis, sinusitis, infección de orina…). Y es que seguro que tienes algún conocido que sale a correr todos los días y apenas se resfría. No puede ser casualidad, ¿verdad?

Pero cuidado...
Dichos estudios también hacen hincapié en la actividad física de alta intensidad. En esta situación sucede todo lo contrario, es decir, el número de células inmunitarias disminuye significativamente. De esta manera, si subes la intensidad de tus entrenos de forma abrupta tendrás una mayor probabilidad de enfermar, puesto que tu sistema inmune se encontrará suprimido y no será capaz de responder ante un agente externo.

Para mantener tu sistema inmunitario en perfecto estado, lo ideal es que acudas a un coach personal para que te diseñe un plan de entrenamiento coherente. Lo recomendable es alternar semanas menos intensas con otras de elevada intensidad o combinar entrenamientos de diferente intensidad dentro de una misma semana.

Pero lo más importante es seguir unas buenas pautas de alimentación y descansar las horas que tocan. Es decir, intenta comer de todo (con una buena aportación de los nutrientes esenciales y vitaminas) y duerme un mínimo de 7-8 horas diarias. Todos estos hábitos harán que tu sistema inmune se mantenga activo y eficaz.

7 – Sueño más reparador

Uno de los beneficios de correr 30 minutos diarios es la mejora en la calidad de sueño. Aquellos que corren duermen más y mejor. Por una parte, la práctica de ejercicio físico está relacionada con una disminución del estrés y la ansiedad, condiciones en las que el individuo tiene dificultades para dormir con regularidad.

Por otra parte, cabe destacar que a las 3-4 horas después de correr se producen una serie de cambios a nivel fisiológico por activación del sistema nervioso parasimpático, encargado de preparar el cuerpo para el reposo. Cuando esto ocurre, disminuye la frecuencia cardíaca, la tasa metabólica y la temperatura corporal, procesos que actúan facilitando la conciliación del sueño.

Sabiendo esto, te recomendamos que no hagas ejercicio a menos de 3-4 horas de ir a la cama. De hacerlo, tu sistema parasimpático todavía no estará activo y te costará dormirte.

el deporte te ayuda a dormir mejor por las noches

8 – Reduce el estrés

Indudablemente, uno de los mayores efectos positivos del running es su efectividad para combatir el estrés. Y es que salir a correr todos los días te ayudará a eliminar todos los pensamientos perturbadores que has ido acumulando en tu mente a raíz de las obligaciones de tu trabajo o tus estudios. Sí, somos conscientes que vivir sin estrés puede parece una utopía, pero en realidad solo deberás cambiar ciertos hábitos y empezar a practicar un poco de deporte.

La práctica de deporte está relacionada con la síntesis de endorfinas, más popularmente conocidas como hormonas de la felicidad. La liberación de endorfinas es responsable de los estados de calma y alegría y, además, es capaz de actuar en el cerebro disminuyendo la ansiedad producida por el estrés y aumentando la sensación de bienestar.

Aunque lo importante es salir a correr todos los días o siempre que puedas, te recomendamos que lo hagas por la mañana antes de empezar a trabajar. Teniendo en cuenta que el pico de endorfinas se da poco después de finalizar el entrenamiento, podrás beneficiarte de sus efectos en el momento que empieces tu dura y extensa jornada laboral.

Si tu finalidad de correr no es otra que luchar contra el estrés no necesitarás un plan de entrenamiento demasiado exigente ni prepararte como si fueras a disputar una competición. Corriendo a un ritmo suave o incluso haciendo un poco de footing es más que suficiente para desestresarse y tener una mejor calidad de vida.

9- Mejora sustancial del estado de ánimo

Aparte de las endorfinas, correr libera otras sustancias químicas como la serotonina o la dopamina. Pues bien, la suma de las acciones de estas tres moléculas contribuyen de manera sustancial a la hora de mejorar el humor y el estado de ánimo en general. Por ello, se puede decir que salir a correr regularmente tiene una importante connotación psicológica, haciendo que nuestro cerebro mande más señales positivas y seamos más felices.

Vaya, que si has tenido un mal día porque has discutido con tu mejor amigo o bien porque no te han salido las cosas como querías, nada te irá mejor que salir a correr un rato y olvidarte de aquello que te nubla la mente.

Muchos psicólogos recomiendan la práctica de running como complemento en el tratamiento de algunos trastornos del estado ánimo como la ansiedad generalizada y la depresión mayor.

10 – Aumento de la confianza y la motivación

Una de las particularidades del running es que se trata de un deporte que permite marcarse objetivos personales. Seguro que muchas de las veces que has salido a entrenar, internamente te has dicho:”¡Voy a correr hasta lo más alto de aquella colina!” o “¡Tengo que bajar de los 5 minutos por kilómetro! Y es que el simple hecho de alcanzar los objetivos planteados y conseguir metas que te parecían imposibles hasta el momento reforzarán tu motivación.

Si tu motivación aumenta también lo hará tu confianza, y viceversa. Entonces, llegará un momento en el que te sentirás capaz de lograr todo lo que te propongas, ya no solo en la práctica de running o deporte sino también en varios aspectos de tu vida personal, como por ejemplo aprobar aquel examen tan difícil que siempre te había parecido imposible. En definitiva, ganarás en autoestima y tendrás un mejor rendimiento físico y mental.

Eso sí, la motivación no viene sola. Tienes que poner un poco de tu parte. Empieza el día con una actitud positiva y estate dispuesto a cambiar tus hábitos.

mejora en tu estado de ánimo y la confianza

¿Cómo se valoran en conjunto todos los beneficios de correr?

En líneas generales, el resultado de correr se traduce principalmente como una mejora notable del estado físico y emocional del individuo. Al fin y al cabo, se da un efecto dominó entre los diferentes beneficios de correr en cinta, carretera o montaña (físicos, fisiológicos y mentales) que actúan mejorando la calidad de vida y el bienestar.

En primer lugar, aquellos que corren asiduamente tendrán un mejor equilibrio interno del organismo, puesto que se produce una optimización de todos los sistemas y procesos biológicos. De aquí se explicaría el hecho de que el metabolismo esté acelerado y se pierda grasa más fácilmente, que haya un mayor número de defensas, que el sistema digestivo sea más rápido o que el cerebro sintetice ciertas hormonas o neurotransmisores.

También cabe mencionar la reducción del estrés. La ausencia de situaciones y estados estresantes acentúa todavía más el correcto funcionamiento del organismo. Y es que el estrés actúa como interruptor del resto de sistemas del cuerpo. Una persona estresada tendrá el metabolismo desregulado, será más susceptible a ciertas enfermedades o tendrá más dificultades para dormir.

A todo esto, le tenemos que sumar que correr es bueno para la autoestima y la confianza en uno mismo. Si te sientes capaz de realizar cualquier cosa o estás con la moral por las nubes porque has conseguido el cuerpo deseado después de adelgazar y definir tu musculatura, puede que seas mentalmente más fuerte y estés mejor preparado para afrontar todos tus retos.

En definitiva, una persona que corre está más sana física y mentalmente y, consecuentemente, tendrá una menor probabilidad de enfermar. El adelgazamiento prevendrá muchas patologías cardiovasculares, un sistema inmunitario adecuado hará que estemos más protegidos ante enfermedades infecciosas y un mejor estado psicológico nos protegerá de ciertos trastornos mentales.

Y si enfermamos con menos frecuencia nos mantendremos jóvenes durante más tiempo, de modo que se prevendrá el envejecimiento y se incrementará la esperanza de vida.

Si te ha gustado el artículo, ¿podrías compartirlo en tus redes sociales?
¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Running

To Top
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
Pinterest
Pinterest
Google+
https://mindfit.club/running/beneficios">