Cejas más gruesas al instante

Consejos para el cuidado de las cejas
Miguel Silva

Las cejas han pasado por infinidad de modas, porque sí, no solo la ropa tiene épocas sino que determinados estilos de belleza también lo tienen y todo hay que decirlo los años 90 dejaron a muchas mujeres con esta zona despoblada. En aquella época la línea fina y con vellos muy cortitos era lo que todo el mundo deseaba tener, y por lo tanto la pinza, la cera y muchas otras técnicas de eliminación de pelo se convirtieron en nuestras mejores aliadas.

Pero lo cierto es que ahora, tener cejas super gruesas está en la cumbre de las modas y esa línea fina se ha convertido en lo que nadie desea tener. Unas cejas fuertes y atrevidas pueden complementar casi cualquier rostro, y dan un aspecto audaz, exótico y misterioso.

Antes las personas con poco vello lo tenían mucho más fácil mientras que las propensas a ser velludas no lo pasaban tan bien, sin embargo ahora es justo lo contrario y son las primeras las que buscan desesperadamente como hacer que estas estén cada vez más rellenas y naturales.

Es cierto que el maquillaje nos ayuda en gran parte, maquillarlas y conseguir ese efecto de grosor es efectivo pero hasta cierto punto, ahora lo que buscamos es conseguir una zona más poblada de forma real y es justo de lo que vamos a hablar en este artículo.

Si estáis luchando por conseguir esa mirada penetrante y preciosa que ofrecen estos vellos naturales, poblados y bonitos ¡seguro que disfrutaréis mucho con esta información!

Cejas más gruesas

Consejos para el crecimiento de las cejas

Lo primero que veremos en este artículo son algunos consejos para conseguir las cejas que siempre hemos deseado (o al menos aquellas que deseamos de hace un tiempo para acá), es importante que tengáis en cuenta cada uno de ellos, ya que seguro que en algún momento estamos cometiendo algún fallito que no deja avanzar a nuestros vellos y es por ello que las encontramos completamente despobladas.

Olvídate del uso excesivo de las pinzas y la cera

Lo primero es lo primero, aléjate de las pinzas y la cera (al menos al principio). La mejor manera de asegurar el crecimiento regular del vello es dejarlas en paz; depilarlas con pinzas, frotarlas y pellizcarlas sólo conduce a una pérdida prematura del cabello.

Hay que dejar que las estas crezcan tanto como sea posible para conseguir que se vea más llena. Con la depilación con pinza siempre eliminamos los mismos vellos, y esto puede llevar con el tiempo a la pérdida de esos pelitos.

Lo mismo ocurre con la depilación con cera, similar a la depilación con pinzas cuando se trata del patrón de crecimiento del vello. Además, existe el riesgo de eliminar demasiado vello accidentalmente.

Puede que te sientas un poco desaliñada o desaliñado al principio, pero confía en el proceso: una vez que el vello haya vuelto a crecer a su máximo potencial, entonces puedes empezar a darles forma de nuevo.

Si sientes que esto es una opción para ti (porque afrontémoslo, algunos de nosotros tenemos muchísimo vellos en esta zona), entonces asegúrate de comunicar tus deseos a tu estilista/esteticista. Si te depilas en casa, trata de depilar lo mínimo, y enfócate sólo en los pelos sueltos que no están en la región “típica” de las cejas.

Si eres un usuario habitual de pinzas, es posible que desees reconsiderar la fuerza de la luz que utilizas cuando las estás arreglando. Según los expertos, las cejas se depilan mejor con una iluminación suave y apagada, ya que demasiada luz favorece la caída prematura.

*Por favor, no intentes cortarte el pelo situado sobre los ojos. Esto podría terminar siendo desastroso por muchas razones. Podrías cortar mucho más de lo que deseas, o peor aún, terminar con una lesión mientras tratas de usar tijeras tan cerca de tus ojos. En resumen, no lo hagas.

Nutrir las cejas con aceite

El aceite promueve el crecimiento del vello al crear una barrera que bloquea la humedad, pero, ofrece muchos beneficios más. Además de nutrirlas con sus vitaminas y minerales, aumenta la circulación, mientras estimula el metabolismo celular. Esto, a su vez, promueve el crecimiento del cabello.

Se puede usar casi cualquier aceite vegetal, pero los que mejores resultados dan son el de ricino, el de oliva, el de coco y el de jojoba (de los que hablaremos un poco más abajo). Sin embargo, el aceite de almendras es la elección número uno para mantenerlas sanas. Está lleno de vitaminas E, D y A. Es excelente para nutrir los pelos de esta zona. El aceite de argán es otro gran aceite para el crecimiento del cabello.

Simplemente aplica un poco de aceite con una bola de algodón antes de acostarte y deja que haga su magia. Por la mañana retira cualquier resto con un desmaquillante o con agua y limpiador.

Engrosar las cejas con serum específico

Los serums para dicha región son un verdadero avance de belleza, pues pueden ayudar a acelerar el proceso de crecimiento del vello de cejas y pestañas. Gracias a sus activos concentrados, como péptidos, vitaminas, ácido hialurónico y extractos vegetales, pueden ayudar a minimizar el daño y la rotura, a la vez que anclan el vello y estimulan su ciclo natural de crecimiento.

Al cabo de unas cuantas semanas, notarás una diferencia en la cantidad y fuerza del vello de esa franja del rostro. ¡Las conseguirás más llenas que nunca! ¿La única advertencia? Tienes que ser diligente al usarlo todos los días, pase lo que pase. Recordad, la constancia te llevará al éxito (y sí, unas líneas gruesas y naturales son muy exitosas).

Ayúdate con el maquillaje

Mientras esperas a que los remedios anteriores funcionen, puedes ayudar a engrosarlas con la magia del maquillaje. Primero determina la mejor forma de ceja para la forma de tu cara, para ello hay algunos trucos que podéis encontrar fácilmente.

Para ayudaros un poco en el proceso de maquillaje (que hasta que no cogemos práctica puede resultar un poco complicado), os voy a dejar por aquí algunos pasos que debéis seguir para que todo vaya genial:

  1. Contornea con un lápiz específico para ellas, dibujando una línea debajo de tu frente. Usando el mismo lápiz, rellena las áreas escasas con pequeños gestos parecidos a pelos.
  2. A continuación, utiliza un pincel en ángulo y un polvo prensado de color similar para definir la forma que queremos darle. Trata de no rellenar demasiado las esquinas interiores de tus cejas, o que los puntos finales sean demasiado definidos.
  3. Por último, cepíllalas con un pincel para recoger el exceso de polvo, mezclar las líneas y crear un aspecto natural. Ayuda a definir el contorno con un corrector en la parte inferior del arco.

Si maquillarte las cejas a diario te resulta tedioso, puedes recurrir a técnicas semi permanentes cómo el Microblading o permanentes como el Tatuaje

Cuida tus cejas

Es importante cuidarlas a diario, igual que cualquier otra parte de tu cuerpo. Todos somos conscientes de que nuestra piel necesita una rutina diaria en la que debemos desmaquillar, limpiarla, tonificarla, etc, entonces ¿porqué el vello facial iba a ser menos? ¡Cepíllalas diariamente! con un cepillo limpio para promover su crecimiento en la dirección correcta.

Elimina las células muertas de la piel que las rodea con un exfoliante suave. Y no utilices tus cremas faciales diarias para esta zona, pues puede saturar los poros y hacer que se produzca una pérdida prematura de pestañas.

Bebe suficiente agua para eliminar las toxinas de tu cuerpo y ayudar al crecimiento de los vellos. Y evita el uso de maquillaje para cejas tanto como sea posible (de forma diaria puede resultar contraproducente)

Utiliza la dieta para promover el crecimiento de las cejas

El crecimiento del cabello es un proceso holístico que puede ser potenciado por una dieta equilibrada y saludable, aunque es sólo una pieza del rompecabezas. Por lo tanto una dieta deficiente, junto con la deshidratación y el envejecimiento en general, están entre los tres factores principales que contribuyen a la pérdida de vello en esta región.

Llena tu dieta con alimentos ricos en vitaminas B5, E y C, así como con grasas saludables como el aguacate, las nueces y las semillas, etc. Las frutas y verduras con alto contenido de antioxidantes también pueden ayudar a reducir la caída del cabello y aumentar su densidad. Buenas opciones son: brócoli, verdura de hoja verde, champiñones, coliflor, y batata.

Consejos para el cuidado de las cejas

Sustancias naturales que ayudarán al crecimiento de las cejas

Por supuesto, en este post no podía faltar una super lista con las mejores sustancias naturales (y que seguro tenemos por casa) que nos ayudarán de forma magnífica a potenciar ese crecimiento del vello y que por ende se convertirán en nuestros grandes aliados cada día, ¡incluso podemos hacer productos en casa, como un sérum!

Todos ellos son completamente aptos para todo tipo de pieles y personas (a no ser que sepáis que sois alérgicos a alguna sustancia en concreto), por lo que podemos usarlas sin miedo a ningún tipo de reacciones.

Aceite de ricino

Seguro que este es el que más habéis oído, ya que el aceite de ricino es sin lugar a dudas el tratamiento natural más antiguo para este fin, gracias a sus ácidos grasos, antioxidantes y vitaminas que irán incidiendo sobre la raíz del folículo piloso promoviendo su crecimiento desde allí y consiguiendo que cada día adopte un estado cada vez más fuerte.

Pasos para usarlo

  1. Lo único que debemos hacer es verter unas gotas en la yema de nuestros dedos y pasarlos por las cejas, dejándolas completamente empapadas. Dejamos actuar por unos 30 minutos y lo retiramos con desmaquillante o un limpiador.

*ADVERTENCIA: El aceite de ricino puro puede resultar agresivo si tu piel es demasiado sensible, por lo que se aconseja probarlo 24 horas antes en alguna otra zona de tu brazo (por ejemplo en la muñeca). Además debemos tener cuidado con que no entre dentro de los ojos, ya que puede llegar a irritarlos, por lo que lo ideal será cerrarlos mientras lo estamos aplicando.

Aceite de coco

El aceite de coco no podía faltar, con el boom que tiene desde hace unos años. Todo el mundo hemos usado este aceite últimamente para algún fin y es que se ha convertido en un comodín dentro de la cosmética casera y natural gracias a su infinidad de propiedades y beneficios. Es una excelente sustancia que aportará nutrición e hidratación al vello, también aporta brillo y grosor a las cejas.

Además de todo ello, también aportará al pelo un extra de fortaleza, haciendo que no se rompa con facilidad y por lo tanto dotándolo de una gran elasticidad que hará que no tengamos zonas más despobladas que otras. Gracias a su alto contenido en antioxidantes conseguiremos mejorar notablemente la salud del vello.

Pasos para usarlo

  1. El aceite de coco suele presentarse de forma sólida (a menos que sea verano y haga mucha calor, entonces será líquido), si es así debemos coger un poco y calentarlo con la yema de nuestros dedos, de esta forma podremos ponerlo mucho más fácilmente. Ahora sí, lo pasamos por las cejas a modo masaje y lo dejamos actuar durante toda la noche, en la mañana debemos retirarlo con nuestro limpiador habitual.

Si lo usamos todos los días, veremos mejoras en poco tiempo.

Aceite de oliva

Este aceite que todos tenemos por casa es realmente maravilloso también para el crecimiento del vello, gracias a su cantidad de vitaminas A y E. La vitamina E es un antioxidante natural que fortalecerá el pelo y evitará que se caiga con facilidad, además también aportará mucha nutrición. La vitamina A es la sustancia anti-edad por naturaleza, además también favorece la nueva presencia de aceites naturales en el rostro.

Pasos para usarlo

  1. Lo primero será verter una gota de aceite de oliva en la yema de nuestro dedo y de nuevo masajear la zona hasta empaparla, lo dejamos actuar durante al menos 2 horas y finalmente retiramos con el limpiador.

Aceite de árbol de té

Este aceite es uno de los favoritos de las personas que suelen cuidar su piel y su cabello con extractos y sustancias naturales, está claro que es uno de los más efectivos para este caso y que además ¡sirve para todo!

Con el uso de este aceite estaremos reforzando de forma satisfactoria la barrera hidratante natural de nuestro cuerpo y es por ello que aportar tantos beneficios. Lo cierto es que podemos encontrar esta sustancia en muchos cosméticos, aunque también lo podemos comprar de forma individual y aplicarlo directamente así (en este caso, se aconseja de esta forma).

Pasos para usarlo

  1. Para ello vertemos unas gotas en un disco de algodón y lo pasamos por las cejas hasta que queden bien mojado, lo dejamos actuar durante toda la noche y en la mañana retiramos con el limpiador.

*ADVERTENCIA: Este aceite puede causar reacciones como una dermatitis en pieles muy sensibles, por lo que se recomienda que lo probemos antes en alguna otra zona del cuerpo, por ejemplo en la muñeca como hemos dicho anteriormente.

Aceite de lavanda

Este aceite seguro que lo asociáis con calma, y es cierto que se usa para calmar la piel y las zonas que sufren algún tipo de reacción, pero lo cierto es que también se piensa que si se aplica en la piel de forma consciente con algún fin, como por ejemplo las cejas, combate la pérdida de cabello.

Pasos para usarlo

  1. De nuevo vertemos algunas gotas en la yema de los dedos y masajeamos por toda la zona de las cejas, dejamos actuar durante 1 o 2 horas y retiramos con nuestro limpiador.

Jugo de cebolla

La cebolla no solo es rica en nuestras comidas, sino que también ofrece a nuestra piel numerosos beneficios gracias a las propiedades que contiene, entre ellas destacamos el azufre, selenio, minerales, vitaminas B y C. 

Quizás lo más llamativo y lo que más nos beneficiará para lo que ahora mismo estamos buscando, es el azufre que proporcionará una potencia en la producción del colágeno en las zonas circundantes a donde lo apliquemos, por lo que favorecerá el crecimiento del vello.

Pasos para usarlo

  1. Lo primero será pelar la cebolla y triturarla con un batidora, de esta forma obtendremos una pasta que luego vamos a colar hasta extraer todo el jugo (que es lo que nos interesa realmente).
  2. Una vez que la tengamos, utilizaremos un bastoncillo o un disco de algodón para aplicar todo ese jugo en nuestras cejas y lo dejaremos actuar durante al menos una hora.
  3. Para eliminarlo, podemos hacerlo con nuestro limpiador y se aconseja que luego pasemos un algodón empapado en zumo de limón para acabar con todo el olor de la cebolla.

Aloe Vera

Esta sustancia es también muy famosa en el mundo de la cosmética, seguro que más de uno tenéis una planta de aloe vera de donde sacáis vuestros geles para aplicarlo en la piel ¡y no hay mejor elección!, pero a partir de ahora debes saber que también es genial para tratar los vellos y que además nos ayudará a favorecer su crecimiento.

El componente principal que se encuentra presente en esta planta y que es pionero en el crecimiento del pelo es la aloenina, por lo que nos aportará grandes cambios con su uso. Además de esto, también sabréis que esta planta es ideal para aportar hidratación y nutrición, por lo que nos ayudará enormemente en la regeneración de la piel y del vello.

Pasos para usarlo

  1. El paso es muy sencillo, debemos coger una hoja y abrirla en dos, de manera que con una cuchara podamos extraer todo el gel. Una vez lo tengamos, tan solo tendremos que ponerlo en las cejas y frotar con suavidad en ellas, poco a poco iremos viendo cómo se va absorbiendo. Si queréis pasada una o dos horas podéis aclarar con abundante agua.

Limón

El limón es una fruta que sin duda contiene grandes cantidades de propiedades, pero además gracias a su composición rica en vitamina B, vitamina C, ácido fólico y otros nutrientes vitales nos beneficiará a la hora del crecimiento del vello, ya que lo potenciará de manera muy notable.

Pasos para usarlo

  1. Lo único que debemos hacer es cortar un gajo de limón y pasarlo por las cejas de forma que al frotar no lo hagamos de forma muy bruta, sino que suavemente vamos humedeciéndolas con el jugo del limón.
  2. Lo dejamos actuar durante unos 20 minutos y a continuación aclaramos la piel con agua tibia para retirar los restos de los vellos.

*ADVERTENCIASi tenéis la piel sensible es importante que no utilicéis esta técnica, ya que el limón puede irritar la piel. Tampoco debéis exponeros al sol con las cejas empapadas en él. 

Sustancias naturales

Con los consejos que os he dado y las sustancias que como podéis ver son muy sencillas de encontrar, porque ¿quién no tiene en casa un limón, aceite de oliva o incluso una plantita de aloe vera?, es por ello que decía que no es difícil cuidar las cejas y ¡hasta ponerlas un poco más gruesas!

Ahora bien, lo único que debemos saber es que, el vello necesita unos cuidado (igual que todo) y debemos brindarles cada día, si somos constantes y pensamos más en nosotros mismos ¡podremos conseguir lo que nos propongamos!

Acerca del autor

miguel

Miguel Silva

Miguel ha sido siempre un apasionado del deporte. Estudió en el Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya (INEFC) la licenciatura de Ciencias de la Actividad física y el deporte. Máster en actividad física y salud.

Sigue leyendo

Deja un comentario