Connect with us
¿Qué es los triglicéridos altos?
Alimentación

Triglicéridos altos, ¿cómo bajar el nivel de grasas en sangre?

Descubre los problemas asociados a los altos niveles de triglicéridos en sangre y cómo reducirlos en SOLO 1 SEMANA! Recomendaciones definitivas para recuperar la salud!

Ya explicamos en un artículo anterior qué son los triglicéridos, la principal forma de grasa del organismo que tiene como función primordial en el organismo servir de almacen o reserva energética en casos de déficit de hidratos de carbono.

El problema con los triglicéridos ocurre precisamente cuando existe un exceso de estas grasas circulando por la sangre. Esta circunstancia se denomina hipertrigliceridemia.

Cuando la cantidad de triglicéridos es elevada, las grasas son almacenadas en los tejidos adiposos para ser utilizados en un futuro. Una consecuencia clara del exceso de triglicéridos es el desarrollo de gorduras en zonas características como el abdomen, las caderas, los muslos o los glúteos.

Aunque este tipo de grasas está presente en muchos alimentos de la dieta habitual, estos nutrientes suelen ser producidos por el hígado, de modo que cuando consumimos muchos hidratos de carbono, es este órgano el que transforma los azúcares en triglicéridos para ser almacenados en los tejidos adiposos.

Como ocurre con el colesterol, que es también un lípido o grasa, los triglicéridos viajan por la corriente sanguínea acoplados a una lipoproteína denominada VLDL.

¿Cuándo podemos hablar de triglicéridos altos?

Los triglicéridos se miden por su concentración en sangre, atendiendo a su cantidad en miligramos por decilitro y por norma general los especialistas hablan de nivel alto cuando se superan los 150 mg/dl.

Niveles inferiores a 150 mg/dl no son preocupantes mientras que una cantidad comprendida entre esos 150 mg/dl y los 200 mg/dl ya debe ser considerado como preocupante si se dan otras circunstancias.

Los valores superiores a 200 ya se consideran altos mientras que un índice superior a los 500 mg/dl es un síntoma claro de sufrir pancreatitis aguda, una grave enfermedad que conlleva un riesgo de mortalidad importante.

Valores moderados de grasas

Entre 150 y 200 mg/dl de sangre se considera un nivel moderado, es decir, una ligera elevación. Los diferentes niveles en sangre tienen una serie de implicaciones clínicas que van a depender de esta concentración así como de otros problemas asociados.

Los riesgos asociados a los altos niveles de grasas dependen fundamentalmente de esos niveles. Un valor moderado entre 150 y 200 mg/dl de sangre no es dato suficiente para asociar esta circunstancia a una patología elevada.

significado e interpretacion

Según la concentración de grasas en sangre se va elevando por encima de la cifra de los 200 mg/dl de sangre pueden producir alteraciones en el organismo. Superar esta cifra es un síntoma claro de sufrir arteriorclerosis y problemas cardiovasculares, aunque en menor medida que los valores altos de colesterol.

Las personas con sobrepeso u obesidad suelen tener altos índices de triglicéridos en sangre pero no siempre las personas con sobrepeso tienen altos niveles de estas grasas. Son muchos los casos de personas con sobrepeso que tienen valores normales de triglicéridos.

Los altos niveles de triglicéridos ocurren cuando existe una alteración en el metabolismo de estos nutrientes

¿Cuáles son los síntomas de la hipertrigliceridemia?

El único modo seguro de conocer el nivel de triglicéridos es mediante un análisis de sangre. Sin embargo, estas grasas son un enemigo silencioso porque es difícil darse cuenta cuando se tienen, las personas afectadas normalmente no se dan cuenta hasta que es demasiado tarde, ya que se trata de señales muy sutiles.

Algunos de los síntomas que indican una posible elevación de los triglicéridos en sangre son: el aumento de la grasa abdominal tanto en hombres como en mujeres, la aparición de vello facial y acné, el insomnio y ansiedad por comer dulces y comida calórica – en los hombres es común tener apnea del sueño.

Por otra parte, otros síntomas que se enfrentan a los comentados pero que hacen sospechar de altos niveles de grasas en sangre son también la falta de apetito, náuseas y vómitos constantes, dolor abdominal, retención de líquidos y cuero cabelludo graso o la pérdida de cabello.

Los síntomas de la hipertrigliceridemia son comunes en otras enfermedades. Padecer estas señales de manera conjunta junto a un aumento en la grasa abdominal puede indicar una elevación de triglicéridos

Síntomas graves de tener los triglicéridos altos

Las personas que durante mucho tiempo han tenido los triglicéridos altos pueden padecer de:

que provoca los niveles altos

Hígado graso

El hígado graso es algo que padece buena parte de la población. Ocurre cuando este órgano sufre un agrandamiento como consecuencia de la cantidad de células grasas que se acumulan en él. La pesadez después de comidas copiosas y la fatiga son una señal de ácido graso.

Es una enfermedad asintomática que no presenta señales hasta que está avanzada, y es cuando puede producir complicaciones.

Brazos hipertrofiados

A menudo suele aparecer de manera conjunta con el ácido graso. No es una enfermedad en sí misma sino que se manifiesta como consecuencia de otros trastornos, como los altos niveles de colesterol en sangre.

Xantomas

Son acumulaciones de grasa debajo de la piel y es típica en personas con triglicéridos y colesterol alto. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo como manos, tobillos, rodillas o en zonas como los párpados o glúteos.

¿Cómo bajar los niveles de grasas en sangre?

Para mantener los niveles de triglicéridos en sangre en cifras aceptables es importante seguir una alimentación que sea baja en grasa saturada. Alimentos como la mantequilla, la nata, las carnes grasas, los lácteos enteros y alimentos de origen vegetal como el aceite de coco y de palma deben evitarse.

En su lugar, una dieta indicada para reducir la concentración de grasa en sangre debe estar basada en grasas de las denominadas “buenas”, esto es, alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados como el aceite de oliva y los ácidos grasos omega 3.

consejos para reducir las grasas

Algunos alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 son los pescados azules (sardina, caballa, atún, bonito, pez espada, salmón, arenque, boquerones, jurel…), las nueces y el aceite de canola.

La ingesta de grasas es una condición necesaria para disfrutar de un buen estado de salud. De lo contrario, el organismo se expone a un déficit nutricional importante

Medidas dietéticas para reducir los niveles de triglicéridos

Para niveles de triglicéridos moderados, entre 150 y 200 mg/dl de sangre, basta con llevar a cabo algunas medidas dietéticas que consisten en sustituir el consumo de grasas saturadas por grasas insaturadas como comentamos y reducir el consumo de azúcares simples, no consumir bollería y pasta industrial o harinas refinadas así como evitar el consumo de alcohol, a lo sumo uno o dos vasos de vino al día.

Tratamiento farmacológico

Para niveles superiores a 200 mg/dl y en casos en los que los triglicéridos no bajen con las medidas dietéticas, una solución pero siempre bajo prescripción médica es el tratamiento farmacológico.

El bezafibrato y el gemfibrozilo pueden hacer disminuir las grasas en sangre entre un 20 y un 40% y se pueden apoyar con el ácido nicotínico y con estatinas, pero revisando bien la ingesta de estos medicamentos, pues su combinación puede generar alteraciones hepáticas.

Dieta anticolesterol y antitriglicéridos

Una dieta adecuada para mantener a raya el nivel de triglicéridos y de colesterol es lo que comunmente se conoce como una dieta cardiosaludable y debe estar basada en la ingesta de verduras, frutas, legumbres y pescado dos veces en semana.

Las carnes son preferibles las de ave, eliminando la piel. Los mamíferos suelen tener mucha grasa saturada, de modo que hay que quitar toda la grasa visible y a ser posible, consumir solo carnes magras.

La práctica de actividad física de manera periódica y frecuente es también una buena medida para bajar el nivel de colesterol en sangre

Bajar los triglicéridos en una semana

Existen muchos remedios que prometen ser infalibles para bajar los niveles de grasas en sangre, pero algunas recomendaciones pasan por: reducir el consumo de harinas blancas y reemplazarlas por integrales; aumentar el consumo de comidas con vegetales, si son crudos mejor; incorporar semillas (semillas de chía, sésamo, girasol…) y frutos secos (nueces) a la dieta; renunciar al consumo de alcohol; e iniciarse en la actividad física moderada, caminar de 30 a 40 minutos diarios.

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Alimentación

To Top