• Inicio
  • »
  • Vida Sana
  • »
  • Niveles de Colesterol y Triglicéridos: Todo lo que Necesitas Saber

Niveles de Colesterol y Triglicéridos: Todo lo que Necesitas Saber

Miguel Silva

Si contamos con un colesterol alto de una forma constante, estamos poniendo en riesgo nuestra salud, ya que mantener unos valores alterados puede suponer el inicio de enfermedades tipo cardiacas.

Sin embargo, para nada, no todo está perdido porque si mantenemos una dieta variada y saludable, junto con una serie de hábitos y cuidados diarios, podemos conseguir que esta sustancia vuelva a recuperar de nuevo sus valores apropiados.

Mantener de una forma constante alto el colesterol puede suponer un riesgo para nuestra salud, porque es uno de los principales causantes en la formación de enfermedades del corazón.

Aunque, insistimos, siguiendo una serie de cuidados y modificando ciertos hábitos, podemos llegar a controlarlo e incluso llevar una vida bastante corriente, sin que esto suponga grandes sacrificios.

Por otro lado, en el caso de los triglicéridos, es necesario conocer desde primera instancia que se trata de un tipo de grasa que nuestro organismo posee y que son indispensables para que nuestro cuerpo, realice gran parte de sus funciones vitales.

Sin embargo, no queremos quedarnos únicamente en estas dos definiciones superficiales sino que aún queremos ahondar un poco más hablándote sobre los Niveles de colesterol y triglicéridos: todo lo que necesitas saber.

Por ejemplo, estas grasas naturales son fundamentales cuando actúan como reserva energética, sobre todo cuando no recibimos una cantidad de alimento suficiente, tal y como ocurre en el caso de realizar ayunos de una forma prolongada, o en el caso de no realizar cada día la dieta saludable que deberíamos llevar a cabo.

Estos dos componentes, en realidad, podemos definirlos como distintos tipos de lípidos que se encuentran circulando en nuestra sangre, aunque cuentan con diferentes funciones, a veces sus actividades se cruzan:

Por un lado, las moléculas grasas o colesterol suele encargarse de construir hormonas y células y por otro lado, los triglicéridos son un tipo de lípidos que van almacenando todas las calorías que nuestro cuerpo no utiliza y que le proporcionan energía.

Guía básica sobre el colesterol

Si los niveles de esta molécula se alteran, siendo altos, puede ser bastante perjudicial para nuestra salud, así que hemos considerado oportuno crear un apartado o sección específica donde añadir ciertos aspectos que debes conocer.

1. ¿Qué es exactamente el colesterol?

Lo primero que debemos saber es que se encuentra en las membranas de las células y actúa como precursor de los ácidos biliares, las hormonas esteroideas y la vitamina D.

En este sentido, se trata de una sustancia vital para que nuestro organismo funcione de forma correcta, ya que su actividad interfiere directamente en la creación de ácidos biliares.

Estos ácidos se encargan de que nuestro organismo asimile adecuadamente las grasas y se realice una correcta digestión de las mismas.

Por otro lado, los rayos del sol, favorecen su transformación, convirtiendo estas moléculas en vitamina D, haciendo que nuestros tejidos queden protegidos frente a la acción de agentes químicos y se evite además la deshidratación de nuestra tez.

Además de ser una parte principal de todas estas funciones, a partir de esta molécula se crean hormonas como las tiroideas o las sexuales. Fluyendo a través de la sangre, el colesterol llega hasta el intestino o hasta el hígado y una vez allí, llega hasta los órganos, que necesitan de su actividad para funcionar correctamente.

Hasta aquí, la parte técnica que necesitamos comprender de una previa, ahora, lo realmente perjudicial sucede cuando las cifras de esta molécula grasa se elevan, ya que de una forma conjunta, con la obesidad, la diabetes o la hipertensión, puede causar afecciones cardiovasculares.

A partir de aquí, esto se traduce en que las probabilidades, por ejemplo, de sufrir un infarto, podrán ser mucho mayores. Los infartos agudos de miocardio, son una de las primeras causas de mortalidad en la población española, incluso, estas cifras adelantan al cáncer.

2. Tipos y niveles de colesterol

De una forma general podemos diferenciar dos tipos distintos de colesterol, por un lado está el que se conoce como bueno o HDL y por otro lado, podemos advertir el malo o LDL.

En muchas ocasiones, en los análisis de sangre únicamente se recoge una cifra total de colesterol. En el caso de que esta cifra salga alterada, se aconseja realizar lo que se conoce como perfil lipídico.

A partir de esta prueba conseguiremos obtener información sobre los valores o niveles que cada tipo contiene, por separado. Los niveles o cifras recomendadas son las siguientes:

El colesterol…

  • Total: debe ser inferior a 200 mg/dl. Si se supera este valor, entonces hablaremos de hipercolesterolemia. Además, si los niveles superan esta cifra, el riesgo de sufrir un infarto se duplica, así que debemos atender a estos resultados cuando antes y poner un remedio efectivo.
  • Bueno o HDL:  este tipo de colesterol debe encontrarse en cifras que superan los 35 mg/dl en el caso de los hombres y los 40 mg/dl en el caso de las mujeres. Si este tipo está alto, contrarresta los peligros que supone el tipo “total”.
  • Malo o LDL: para que sea adecuado, debe ser menor a 100 mg/dl. Si las cifras son superiores a los 160, entonces pueden considerarse como peligrosas.
  • Triglicéridos: tal y como te hemos indicado, aunque se trata de dos tipos de lípidos, tanto el colesterol como los triglicéridos, a veces sus caminos se cruzan. En este caso, deben estar siempre por debajo de 150 mg/dl. Si los resultados muestran que se encuentran superando los 500 mg/dl, entonces hablaremos de hipertrigliceridemia.

3. Peligros de tener los niveles de colesterol altos

Esto supone un peligro, sobre todo porque cuando las cifras de esta molécula están alteradas, no se suceden físicamente síntomas que nos advierta o nos haga sospechar.

Para conocer estas cifras y si están alteradas, debemos realizar sí o sí un análisis de sangre que nos ayude a conocer estos niveles. Justo aquí, puedes comprender un poco mejor porque siempre se aconseja realizar un análisis o analítica aunque sea, una vez al año.

Mantener esta rutina de control, te ayudará estar mucho más tranquila/o, en muchos sentidos.

regular niveles colesterol y triglicéridos

Si nos centramos en los peligros que esto puede suponer, debemos saber que si estas cifras no se encuentran en los niveles recomendados, los que se consideran “normales” nuestras células no serán capaces de absorber esta molécula grasa que normalmente fluye por la sangre, y por lo tanto, el exceso va depositándose poco a poco en las paredes de nuestras arterias.

Debido al engrosamiento que estas moléculas grasas van provocando en nuestras arterias, éstas acaban estrechándose de una forma progresiva, favoreciendo su endurecimiento o lo que viene siendo lo mismo, lo que se conoce como aterosclerosis.

Estas acumulaciones de grasa se pueden sucederse en todas las paredes de los vasos sanguíneos, sin embargo, cuando los estrechamientos tienen lugar en el corazón o el cerebro, la sangre no puede circular o fluir con normalidad, puede acabar ocasionando enfermedades graves como el ictus o los infartos.

Guía básica sobre los triglicéridos

Este tipo de grasa, que forma parte de nuestro organismo, ayuda en gran parte que se realicen de una forma correcta ciertas funciones vitales. Para conocerla un poco mejor, la analizamos un poco mejor a continuación:

1. ¿Qué son exactamente los triglicéridos?

En nuestro organismo hay distintos tipos de grasas, siendo una de ellas estos lípidos. Son bastante abundantes en la naturaleza, en distintos niveles, tanto vegetal, como animal. La función que más los define es la capacidad con la que cuentan para preservar la reserva de energía.

  • En sangre, sus valores están estrechamente vinculados con la dieta, el aporte del hígado y su metabolismo.
  • Si alguno de estos factores o varios se altera, del mismo modo los valores de los triglicéridos quedarán alterados.

2. Cómo saber si los triglicéridos están alterados

Del mismo modo que sucede con el colesterol, cuando los valores de este lípido están alterados no suele provocar síntomas o efectos secundarios.

Lo más común es detectar que algo va mal, tras realizar un análisis de sangre rutinario. Sin embargo, de forma muy puntual, pueden aparecer ciertas lesiones con un tono amarillento tanto en la piel de rodillas, codos o nalgas que se conocen con el nombre de xantomas y que pueden ser derivadas de esta alteración.

3. Niveles adecuados de triglicéridos

Como norma general, deben mantenerse con unos valores que no sobrepasen los 150 mg.

  • Entre 150-200 mg: se puede considerar que hay una cierta elevación o elevación ligera.
  • Entre 200-500 mg: en este caso hablaríamos de elevación moderada.
  • Si supera los 500 mg: la elevación sería severa; en estos casos, a veces suele estar relacionado con diferentes factores genéticos, por lo que deberá ser estudiado especialmente por un profesional.

De igual modo, también puede suceder que los valores sean muy bajos, situándose de una forma inferior a los 50 mg, suponiendo un problema, especialmente si estos valores son inferiores a 10 mg.

Con frecuencia, los pacientes que suelen contar con estos valores bajos suelen sufrir una pérdida de peso muy rápida, acompañada, en general, de una pérdida de masa muscular bastante considerable. Por otro lado, también pueden presentar inflamación en la retina.

¿Cómo se pueden bajar los niveles de colesterol y triglicéridos?

Ya que ambos lípidos están estrechamente relacionados, quedando su actividad solapada por las alteraciones de sus valores, sobre todo en el caso del colesterol, donde los valores de los triglicéridos pueden afectarle directamente, nos gustaría resumiros las pautas más destacadas para mejorar sus alterados valores.

Sin embargo, aunque están relacionados, para que comprendáis de una forma más clara cómo mejorar estos valores, los resumiremos por separado:

Cómo tratar los niveles alterados de colesterol

Mantén una dieta equilibrada

Será fundamental tanto para su tratamiento como para su prevención mantener una dieta que sea equilibrada, es decir, que sea saludable. Un ejemplo perfecto a seguir, es la dieta mediterránea ya que es muy completa, variada y a la vez, justamente, muy saludable.

Te recomendamos aumentar de una forma considerable el aumento de verduras, frutas, hortalizas, frutos secos, legumbres, cereales integrales, semillas, aceite de oliva y grasas saludables.

De igual modo, consumen pescado de una forma preferente 3 veces a la semana, sobre todo da preferencia al pescado azul, ya que contiene ácidos grasos poliinsaturados y estimula la regulación de los valores de colesterol.

Suprime o intenta reducir al mínimo el consumo las grasas que se consideran saturadas, que están presentes en la bollería industrial, los platos precocinados, los congelados y las carnes rojas.

Por último, en lo que respecta a la alimentación, consume lácteos que sean desnatados, ya que tienen una cantidad de grasas menor.

Evita consumir alcohol

Al limitar el consumo de alcohol, favorecerás que los niveles de colesterol en la sangre se reduzcan.

No fumes

Está demostrado que evitar el tabaquismo ayuda a reducir los valores alterados del tipo “malo” o LDL, potenciando los valores del conocido colesterol “bueno” o HDL.

Realiza ejercicio con frecuencia

Practica con mucha regularidad ejercicio, sobre todo ejercicio de tipo aeróbico como el running, o por ejemplo, caminar cada día manteniendo un buen ritmo.

Cómo tratar los niveles alterados de triglicéridos

Para mejorar los valores anormales de este lípido, dependerá del tipo de elevación que queramos tratar:

En casos leves, adopta medidas dietéticas

Debemos reducir el consumo de azúcares y grasas saturadas, evitando productos que contengan mucha azúcar, como dulces, helados o bollería industrial, por ejemplo.

En casos moderados, utilice tratamientos farmacológicos

Si las pautas que te recomiende el especialista sobre medidas dietéticas no son suficientes, será necesario recurrir a un tratamiento de carácter farmacológico, en el que se incluyan ácido nicotínico, benzafibrato, estatinas o gemfibrozilo, por supuesto, siempre recetados por indicación médica.

Nunca trataremos este tema por cuenta propia, ya que cada caso debe ser totalmente personalizado una forma personal e individualizada, para evitar así que pueda dar lugar a efectos secundarios en el hígado.

colesterol triglicéridos niveles saludables

Debes tener en cuenta esta guía básica sobre los Niveles de colesterol y triglicéridos: todo lo que necesitas saber, aunque igualmente importante será realizar un análisis de sangre rutinario, al menos una vez al año.

Como ya hemos visto a lo largo de todo el texto, normalmente estos valores cuando están alterados no suelen presentar efectos secundarios, por lo tanto, será imprescindible ir controlando de una forma asidua sus valores, para no llevarnos desagradables sorpresas, ya que recuerda, tu salud, está en juego ♥.

Acerca del autor

miguel

Miguel Silva

Miguel ha sido siempre un apasionado del deporte. Estudió en el Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya (INEFC) la licenciatura de Ciencias de la Actividad física y el deporte. Máster en actividad física y salud.

Sigue leyendo

Deja un comentario