Connect with us
salteado facil de esparragos verdes con trozos de pollo
Recetas

Salteado de pollo con espárragos paso a paso

Espárragos con pollo, una combinación muy saludable idónea para dietas de adelgazamiento

Los salteados de diferentes verduras con pollo y otros alimentos son platos muy habituales de la cocina asiática: en Tailandia, Japón, China o Vietnam son comunes estas recetas. En esta ocasión os presentamos un salteado con espárragos verdes.

La temporada de esta verdura va desde febrero a mayo, por lo que es más adecuado prepararla en esa época, durante la primavera. El pollo es una carne suave y con pocas calorías, pero si preferimos usar productos del mar, una opción es hacer la misma receta con gambas.

Tiempo

15 minutos

Rinde

2 personas

Salteado de pollo con espárragos

Salteado de pollo con espárragos

Ingredientes

  • 300 gramos de espárragos
  • 300 gramos de pechuga de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cayena sin semillas y picada
  • 1 cucharada y media de salsa de soja
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta
  • ½ cucharada de maicena
  • 2 cucharadas de agua
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. El primer paso es partir, picar o cortar los espárragos en trozos de unos dos centímetros, desechando la parte del final, que es más dura. A continuación hervimos los espárragos con azúcar durante unos 30 segundos. Pasado este tiempo, los escurrimos y reservamos.
  2. El siguiente paso es verter un poco de aceite de oliva en la sartén y sofreír los ajos picados y la cayena. Añadimos el pollo bien troceado en dados y subimos el fuego, añadimos un poco de sal y pimienta al gusto y dejamos cocinar.
  3. Más adelante, añadimos los espárragos y la salsa de soja, y removemos a conciencia para que se vayan mezclando los sabores. Los espárragos, que ta están escaldados, se cocinan en unos 3-5 minutos.
  4. Para finalizar, le damos más consistencia a todos los jugos de la sartén disolviendo la maicena en agua y la vertemos sobre la sartén. Apagamos el fuego y dejamos que todo se integre.

Notas

La clave de este plato es que las verduras, en este caso los espárragos, queden con un toque al dente, es decir, crujientes y no muy hechos, pues así conservan mejor sus vitaminas y se aprecia más su sabor original.

Este plato se puede tomar caliente o frío, tanto en almuerzos como en cenas, a modo de ensalada, pero en este último caso, es posible que la salsa no quede tan rica.

¿Sabías qué…?

Los espárragos son verduras muy beneficiosas para el organismo, pues poseen muchas propiedades saludables. Son fuente de muchos nutrientes, especialmente vitaminas y minerales: vitaminas A, C, E y K, y es rico en cromo, un oligoelemento indispensable para metabolizar la glucosa y regular la insulina.

Entre sus propiedades saludables destaca que es un alimento depurativo, por su alta proporción en potasio. Es, además, un producto con propiedades anti-envejecimiento, pues posee muchos antioxidantes.

Por último, los espárragos tienen una alta capacidad diurética. Poseen altos niveles del aminoácido asparagina, que sirve como diurético natural y ayuda a deshacernos del exceso de sales mediante la orina.

Y si quieres perder peso, estas verduras contienen únicamente 18 calorías por cada 100 gramos. Esto explica por qué este producto es tan común en dietas de adelgazamiento.

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Recetas

To Top