Connect with us
como hacer pan de aceitunas y romero
Recetas

Pan de romero y aceitunas: ¡buenísimo y apto para celiacos!

Te taremos otra receta fácil de pan para celíacos al horno, esta vez con más aroma que nunca: aceitunas y romero. ¡Delicioso!

Las aceitunas y el romero le dan a este pan un sabor intenso y tan interesante que seguramente tomaréis este pan solo. Es un pan con una costra gruesa y oscura, pero no dura ni quebradiza. La miga es esponjosa, suave y con grandes alveolos.

¿Cómo vamos a trabajar la masa?

Además, es un pan que puede aguantar un par o tres días. Para conseguir estas características vamos a utilizar huevo, leche en polvo y un poco de zumo de limón combinado con bicarbonato sódico. Y además vamos a hacer una cocción lenta (2 horas) a una temperatura relativamente baja: 160 grados.

De nuevo, como nos pasó con el pan de trigo sarraceno y cereales, nos vamos a encontrar con una masa muy pegajosa y difícil de trabajar. Con lo que vamos a aprovechar el propio proceso de levado para dar forma al pan. Además de usar hábilmente el molde para dar una mejor forma y volumen al pan.

En otras recetas se puede sustituir la leche en polvo por leche de soja en polvo. En esta receta esto no da buen resultado ya que altera la calidad de la miga. Si se quiere evitar la leche de vaca, una opción es usar leche en polvo de cabra. En caso de alergias a la leche, mejor omitir completamente la leche en polvo y añadir una cucharada adicional de azúcar y una de aceite de oliva.

En cualquier caso, es esencial echar psyllium a la masa, ¡no lo olvidéis!

Vamos allá.

Pan de romero y aceitunas: ¡buenísimo y apto para celiacos!

Pan de romero y aceitunas: ¡buenísimo y apto para celiacos!

Ingredientes

  • 350ml de agua templada
  • 3 huevos grandes
  • 130g de harina de arroz
  • 45g de harina de arroz integral
  • 75g de fécula de patata
  • 50g de harina de trigo sarraceno o mijo
  • 50g de harina de soja o harina de garbanzos
  • 115g de leche en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharadas de aceite suave de oliva o de girasol
  • 1 cucharada de azúcar (solo si vas a espumar la levadura)
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 sobre de levadura en polvo deshidratada
  • 2 cucharaditas de zumo de limón
  • 25g de psyllium
  • 125g de aceitunas deshuesadas manzanilla
  • 2 cucharadas de romero fresco picado

Preparación

  1. Vamos a espumar la levadura o hacer un poolish. Pondremos papel de hornear encima de un molde circular de unos 22 cm. No es necesario que el papel encaje a la perfección. Queremos que el papel forme paredes inclinadas en los bordes. Untaremos ligeramente con aceite el papel de horneado.
  2. En un cuenco grande o una ensaladera vamos a mezclar agua, aceite, zumo de limón y los 3 huevos y vamos a remover bien. Recomendamos usar la batidora con el accesorio de hacer mayonesa a una velocidad baja.
  3. En panificadora, robot de cocina o amasadora: pondremos las harinas, psyllium, sal, bicarbonato y la leche en polvo. Arrancaremos el programa de amasado e iremos añadiendo poco a poco los líquidos.
  4. Dejaremos que vaya amasando, removiendo si es necesario para integrar toda la harina en la masa durante 8 minutos para que el psyllium vaya formando estructura.
  5. Echaremos la levadura espumada y dejaremos que vaya amasando durante 2 minutos más. Echaremos las olivas cortadas y ligeramente machacadas, junto con el romero cortado fino. Dejaremos que amase 1 minuto o dos más y detendremos el amasado.
  6. Con una espátula volcaremos la masa en el centro del molde antes hemos colocado el papel de hornear. Formaremos una bola de unos 15 cm en el centro. Podemos usar las manos bien mojadas para dar forma a la masa que va a ser muy pegajosa; como masa para galletas.
  7. Taparemos con papel film y lo dejaremos reposar durante una hora y media, para que leve y aumente de volumen entre un 50% y el 100% (o sea el doble).
  8. Usando un cuchillo afilado vamos a hacer un par de cortes de 1cm de profundidad haciendo una cruz en el centro de la masa. Lo pondremos en el horno a 150ºCó 160ºC con calor debajo y circulación de aire si tenemos.
  9. Al cabo de 1h y 40 minutos, sin abrir el horno, vamos a detener el horno y dejaremos el pan dentro 30 minutos más.
  10. Sacamos el pan de horno, lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar, a ser posible encima de una reja metálica. Una vez frío, tapado en una bolsa de plástico este pan aguanta un par o tres días y se puede congelar.

¡Qué aproveche!

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Recetas

To Top