Connect with us
receta facil y saludable
Recetas

Milhojas de calabacín y atún

Aprende a preparar unas ricas milhojas de calabacín y atún. Un modo diferente de tomar verduras y pescado azul

En esta ocasión, os presentamos una receta fácil de preparar pero que resulta algo más complicada a la hora de montar. Es de esas recetas que se puede servir como primer plato o como aperitivo o entrante en una ocasión especial como una recepción.

En cualquier caso, es una receta que incluye verduras y un pescado azul como el atún, con muchas propiedades nutritivas y muy sabroso.

Tiempo de preparación

30 minutos

Rinde

4 personas

Milhojas de calabacín y atún

Milhojas de calabacín y atún

Ingredientes

  • 4 calabacines medianos
  • 250 gramos de atún
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 250 mililitros de tomate frito
  • 200 gramos de queso fresco
  • Aceite de oliva
  • Aceite de girasol o de oliva para freír
  • 1 cucharada de azúcar
  • Harina
  • Orégano
  • Perejil
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  1. El primer paso es cortar los calabacines en dos partes iguales y cada parte lo cortamos por la mitad a lo largo. Tras este proceso, los ponemos en ahua hirviendo con sal durante 5 minutos, para que cuezan. Pasado ese tiempo, retiramos del fuego y reservamos.
  2. Para el relleno de la milhoja se pica la cebolla y el ajo muy finamente y se sofríen en una sartén con aceite de oliva. Cuando comiencen a estar doraditos, añadimos atún desmigado.
  3. Al calabacín reservado se le retira la carne y dejamos únicamente la piel con unos 2 milímetros de grososr. La carne retirada, la picamos y la añadimos a la sartén con las verduras y el atún. Sofreímos por cinco minutos y a continuación añadimos la mitad del tomate frito, orégano, sal y pimienta al gusto.
  4. La piel de calabacín la pasamos por harina y se fríe en abundante aceite por 3-4 minutos hasta que doren. Al sacarlas del aceite es importante escurrir y dejarlas secar en papel absorbente.
  5. A continuación, cortamos el queso fesco en rebanadas de 2-3 milímetros de grosor. El tomate frito que teníamos reservado lo cocemos unos minutos con un poco de orégano.
  6. Una vez todo está listo, montamos la milhoja. El primer paso es un poco de tomate frito en el plato; a continuación ponemos una lámina de calabacín y sobre ella una lámina de queso fresco y una lámina de preparado de atún y calabacín. Hacemos tres capas con esta misma dinámica y para finalizar la milhoja añadimos una nueva lámina de queso fresco con un poco de perejil u orégano por encima.

Notas

Aunque es algo opcional, para conseguir un sabor más intenso, se pueden meter las milhojas al horno durante 5 minutos para gratinar el queso, aunque para ello solo deben meterse las milhojas sin ponerlas sobre la base del tomate.

Un consejo para reducir la acidez del tomate es añadir un poco de azúcar.

Aunque el calabacín es un vegetal que apenas aporta calorías, 15 kcal por cada 100 gramos, el hecho de freír las láminas multiplica las calorías de esta receta. Una alternativa es preparar las láminas de calabacín a la plancha.

¿Sabías qué…?

El calabacín tiene muchas propiedades saludables: ayuda a reducir los niveles de colesterol por su fibra diurética; fortalece la salud ocular por fitonutrientes como la luteína y la zeaxantina; son una ayuda estupenda de cara a reducir los niveles de presión arterial; y al ser una potente fuente de vitaminas A y C, ayuda a antener una piel sana y retrasar el envejecimiento celular.

Si te ha gustado el artículo, ¿podrías compartirlo en tus redes sociales?
¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Recetas

To Top
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
Pinterest
Pinterest
Google+
https://mindfit.club/recetas/milhojas-de-calabacin-y-atun">