Connect with us

Mindful Eating: ¡Aprende a comer conscientemente!

definicion de alimentacion consciente

Mindfulness

Mindful Eating: ¡Aprende a comer conscientemente!

Descubre cómo comer de manera consciente para adquirir nuevos hábitos de alimentación. ¡Escucha a tu cuerpo y descubre qué necesita!

Seguramente hayas oído a muchas personas decir que comen de manera excesiva en épocas de estrés porque les reduce la ansiedad. Puede incluso que tú mismo, en algún momento más tenso o complicado de tu vida, hayas optado por aumentar la cantidad de comida ingerida y hayas tomado abundantemente algún que otro alimento más perjudicial para tu salud. O simplemente un domingo, aburrido en casa, el plan de “peli, palomitas y refresco” haya sido el más votado.

Sea cual sea el escenario en el que te hayas encontrado, seguro que ha habido momentos en los que te has sentido algo culpable por comer algo que “no tocaba” o simplemente porque no era lo más adecuado. Quizá hayas llegado hasta aquí pensando que el Mindful Eating es una dieta indicada para adelgazar, pero no es nada de eso. La alimentación consciente es una guía para aprender a comer y darle al organismo lo que necesita en el momento adecuado.

¿Qué es la alimentación consciente?

El Mindful Eating o la también llamada alimentación consciente, es una práctica que nace del conocido estilo de vida Mindfulness. Así, si con la atención plena conseguíamos prestar atención a nuestro cuerpo en el momento presente, con la conciencia de la alimentación aprendemos a controlar y entender nuestros patrones de ingesta en cada momento.

La idea principal de este estilo de vida es que el practicante aprenda a comer y que, sobre todo, disfrute con ello. ¿Cómo conseguirlo? Escuchando al cuerpo y dejar de “comer por comer”.

Además, la conciencia plena en la alimentación no solo implica estar pendientes del tipo de productos que ingerimos, si no que también se presta especial atención al acto de comer en sí mismo, la hora en que se come, cómo cocinamos y cuánto tiempo dedicamos a cada paso. De esta manera conseguiremos escoger las opciones más positivas para nuestro cuerpo.

Esta práctica fomenta el perfecto equilibro entre la conciencia del hambre, la distinción consciente de la sensación de saciedad y el placer de comer.

Mindfulness Eating: Las CLAVES de su práctica

Una vez tienes claro qué es y en qué se basa el Mindful Eating, es importante que aprendas los trucos y técnicas que te ayudarán a ponerlo en práctica. Por ello, te proponemos que eches un vistazo a los consejos que encontrarás a continuación y que con ellos descubras lo fácil que es adquirir consciencia de tu alimentación.

Es una de las técnicas principales para aplicar el minfulness a tu vida cotidiana.

Saber si la sensación de hambre es “real”

Normalmente comemos por rutina. Y aunque puedas pensar que esto no es así, que comemos cuando es necesario, echa la vista atrás y piensa en las veces que has comido más de la cuenta por ver la mesa llena, o porque habías quedado con amigos y has hecho “el esfuerzo” de abrir el apetito. Pero es que en muchas ocasiones, el hambre no está realmente presente.

Y ahí es donde queremos llegar con la alimentación consciente, a conocer cuándo hay que comer y cuándo no. Para ello, como ya debes ser un (casi) experto del mundo Mindfulness, te recomendamos que pongas en práctica esas técnicas adquiridas con la atención plena y observes qué te pide el cuerpo.

escuchar al cuerpo para saber si tienes hambre

A la hora de comer, por ejemplo, pregúntate: ¿tengo realmente hambre?. Si es así, intenta medir el nivel de apetito antes de ponerte a cocinar cualquier cosa. Generalmente, con las prisas, hacemos comida sin pensar si tenemos capacidad para toda ella y acabamos por comérnoslo todo “por no tirarlo”. ¿Te suena?

Así que, a partir de ahora escucha a tu cuerpo. Si no tienes hambre, no tienes por qué comer, espera a que tu cuerpo te pida el alimento. Además, al descubrir el nivel de apetencia, podrás controlar la cantidad de alimento ingerido y así no pasarte. El efecto será incluso mejor si dejas algo en el plato, porque así tu mente se acostumbrará a no creer que siempre debemos acabarlo todo.

Si tienes hambre y quieres repetir, ¡no hay problema!
Pero siempre de manera consciente y no por gula.

De la misma manera, la observación también se debe aplicar para conocer cuándo tu cuerpo ha conseguido saciarse. Escúchalo y notarás cómo él mismo te dice cuándo debes parar. Cuando te sientas lleno, no te obligues a acabarte toda la comida.

Controlar el tiempo dedicado a las comidas

La sensación de saciedad va íntimamente relacionada con el tiempo que pasamos alimentándonos y lo rápido que masticamos e ingerimos la comida. Por ello, es importante que dediquemos como mínimo 20 minutos a la ingesta de las comidas. Si comes muy rápido, seguramente tomes más bocados de los que tu cuerpo necesita.

Masticar despacio...
Nos permitirá ser conscientes de las propiedades y nutrientes que estamos tomando en ese momento. Además, nos ayudará a saciarnos antes.

Masticar lentamente, saborear, reconocer cada uno de los sabores y reflexionar en cada bocado, son estrategias que te van a devolver la experiencia que realmente significa el momento de la comida.

Evitar cualquier estímulo externo durante las comidas

El problema que surge al comer mientras estamos distraídos y preocupados es que nuestro cerebro trata de convencernos de que es mejor comer aún más. De esta manera, nos muestra la falsa esperanza de que los sentimientos de placer y satisfacción solo llegarán con el siguiente bocado.

Comer sin prestar atención a la comida es algo que todos hacemos a diario. Lo normal es que comamos viendo la televisión, distraídos en una preocupación o incluso con el móvil en la mano. Eliminar estos estímulos de nuestra atención nos ayudará a centrarnos en los alimentos que vamos a ingerir, además de darnos cuenta de cuándo es suficiente.

centrarte en tu comida para sabor bien los alimentos

Otro aspecto importante que ayudará a reducir la intrusión de estos estímulos es comer en un sitio tranquilo y silencioso. Pero lo más importante es que lo hagas sentado. Esto puede parecerte una obviedad pero seguramente en más de una ocasión has desayunado, cenado o incluso almorzado de pie o moviéndote de un lado a otro.

Recuperar la costumbre de comer siempre en la mesa nos ayuda a devolverle su espacio a la comida, el sitio diseñado para comer. Este acto también nos va a servir para evitar el picoteo entre las comidas.
¿Te cuesta concentrarte?
Prepárate para realizar esta práctica con los mejores ejercicios de Mindfulness para adultos. ¡Así entrenarás tu mente!

Comer de todo con atención

La comida consciente nos permite tomar cualquier tipo de alimento, porque ¡nuestro cuerpo también se merece una comida contundente de vez en cuando! Eso sí, sin excedernos.

Es importante volver a incorporar a nuestra dieta alimentos muy poco procesados. A nuestro cerebro le resulta mucho más fácil procesar la cantidad que estamos ingiriendo cuando en nuestro plato hay alimentos compuestos de ingredientes naturales.

Comer de manera consciente requiere un esfuerzo por nuestra parte, pero los beneficios son infinitos. ¡Tenemos que volver a disfrutar comiendo!

¡Apúntate este truco!
Trata de utilizar platos más pequeños y vasos más altos y delgados de manera que nuestro cerebro crea que está tomando más cantidad de la que realmente hay. Ayudará a nuestra mente a sentirse satisfecha con menos.

Refuerzos para una puesta en práctica ideal

Empezar con un cambio en tu alimentación o en tu rutina diaria puede ser algo difícil y más aún si lo decides empezar solo. Es por ese motivo que desde mindfit.club te aconsejamos que, a parte de nuestros consejos, cojas como referencia algún libro de alimentación consciente que te acompañe en el camino. Los libros de Suzanne Powell sobre alimentación consciente son una lectura básica para todos aquellos que quieran empezar a poner en práctica este cambio en sus hábitos alimentarios.

se puede perder peso con esta práctica

Para empezar, te aconsejamos que empieces con su libro principal sobre el tema, titulado como la misma práctica. En él Suzanne Powell te ayuda a adaptar este nuevo estilo de vida a tu rutina diaria. Con su lectura aprenderás de nuevo a comer y descubrirás qué alimentos puedes consumir, cuándo hacerlo y cuáles son los mejores para tu cuerpo.

El segundo libro que te proponemos es más que nada para complementar, ya que se trata de una especie de recetario basado en el Mindful Eating, en español. Es el libro llamado “Menú consciente” y te ayudará a experimentar en primera persona la realización de nuevas recetas de la manera más fácil. Te divertirás cocinando y, lo que es más importante, ¡comiendo!

Con ellos tendrás una guía muy clara de cómo aplicar esta nueva alimentación para así adquirir nuevas costumbres.
¡A continuación te dejamos los links directos a los libros sobre alimentación consciente de Suzanne Powell para poder conseguirlos!

Alimentación Consciente

15 Nuevo Desde € 9,50
amazon.es
10,00
9,50
Envío gratuito
Última actualización: octubre 3, 2017 6:12 pm

Ante todo, recuerda que cualquier rutina de alimentación debe ir acompañada de una buena práctica deportiva. Es probable que con esta nueva forma de comer pierdas peso, pero no esperes grandes cambios si no dedicas un tiempo a hacer ejercicio.

Un buen plan de actividades físicas es básico para adquirir unos hábitos de vida saludables. Si no sabes por donde empezar, te recomendamos que pases por nuestra sección de fitness en la que te proponemos muchas alternativas para mover el cuerpo.

Seguro que con el Mindful Eating, ejercicios diarios y un estilo de vida Mindfulness, ¡conseguirás ser la mejor versión de ti mismo!

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Mindfulness

To Top