Connect with us
muerte por rabdomiolisis
Entrenamiento

Rabdomiólisis: Cuando el exceso de ejercicio tiene un coste muy elevado

Descubre qué pasa cuando haces demasiado ejercicio. ¡Detecta la rabdiomiólisis y ponle solución antes de que sea tarde!

Hay personas que adoran hacer ejercicio diariamente. Los más estrictos tienen una serie de rutinas, e incluso marcas de tiempo, para superarse a sí mismos. Una buena rutina de ejercicios asegura tener un cuerpo y una mente saludables. Pero, como se suele decir, todo en exceso es malo, incluso el ejercicio.

Puede sonar un poco raro. Hacer ejercicio siempre se considera como algo bueno para la salud. Pero todo debe tener un control, nada en exceso trae buenos resultados. Y no, en esta ocasión no hablo de cómo podemos evitar las agujetas

Incluso a los cuerpos más saludables, el exceso de ejercicio puede costarles muy caro. Hacer demasiado ejercicio físico puede causar enfermedades que desgastan los músculos.

La rabdomiólisis y sus causas

rabdomiolisis crossfit

Una de las enfermedades que derivan de un exceso de deporte es la rabdomiólisis. Pero, ¿qué es exactamente? Pues bien, se trata de un trastorno que ocurre cuando los músculos esqueléticos se descomponen a un ritmo demasiado acelerado. 

Hay que recordar que el músculo esquelético es aquel que protege y da movimiento al esqueleto en las articulaciones. Cuando este se descompone, las fibras musculares se liberan al torrente sanguíneo, lo que constituye una situación muy peligrosa.  

Esta enfermedad tiene diferentes causas. La mayoría de ellas están asociadas a la compresión repentina de los músculos. Una de las causas más comunes de la rabdomiólisis es el uso de alcohol o drogas ilegales. Sin embargo, también puede ser causada por la tensión muscular extrema, es decir, que se puede llegar a padecer rabdomiliólisis por ejercicio. Esto se da en casos de personas que entrenan con mucha frecuencia.  

Un accidente de tipo automovilístico que cause lesión por aplastamiento, una caída o el derrumbe de un edificio también puede causar esta terrible enfermedad.

La compresión muscular de larga duración y el uso de drogas como corticosteroides o estatinas, así como medicamentos antipsicóticos y agentes bloqueadores neuromusculares pueden incluirse entre las causas que producen la rabdomiólisis.

Otras causas pueden ser: lesiones por electro choque, rayos o quemaduras de tercer grado, golpes de calor, convulsiones, trastornos del metabolismo como la cetoacidosis, enfermedades de los músculos, infecciones virales como la gripe, VIH o virus del herpes simple, infecciones bacterianas e historias previas de rabdomiólisis. Este tipo de situaciones también pueden ocasionar el trastorno, aunque no es algo que suele ocurrir frecuentemente.

Insuficiencia renal

¿Qué es lo malo de esta enfermedad? La descomposición del tejido libera los contenidos de las fibras musculares en la sangre. Esto es peligroso, pues se trata de sustancias dañinas para el riñón y que pueden llegar a causar un gran daño.

Al descomponerse el tejido, se libera una sustancia al torrente sanguíneo: la mioglobina, una proteína capaz de producir una insuficiencia renal aguda.

Síntomas

Esta no es una enfermedad fácil de detectar. Los síntomas de la rabdomiólisis no son tan sencillos de identificar. Uno de los síntomas más comunes son las zonas que presentan gran dolor con inflamación, moretones o sensibilidad.

La debilidad muscular o dificultad para mover los brazos y las piernas también pueden ser síntomas de esta enfermedad.

¡Alerta!
Puedes tener desde malestar general, las náuseas y vómitos, hasta confusión, deshidratación e incluso fiebre alta y pérdida de conciencia. La orina de color oscuro, o la reducción o ausencia de la orina, pueden ser los síntomas más preocupantes de esta enfermedad, aunque hay pacientes que incluso llegan a padecer de una reducción del nivel de función renal, pérdida de la fuerza y, en algunos casos, shock.

Cuando el paciente empeora puede llegar a padecer de necrosis tubular aguda, insuficiencia renal aguda, desequilibrios químicos dañinos en la sangre y shock por la baja presión arterial. Esto, por supuesto, es en los casos más graves.

Tratamiento

rabdomiolisis por ejercicio

El tratamiento más común para esta enfermedad es recibir líquidos que contengan bicarbonato, para ayudar a prevenir el daño renal, que es lo más preocupante. También se pueden administrar medicamentos vía intravenosa.

Algunas personas, en las que el daño sea mayor, incluso llegarán a necesitar diálisis renal. El médico puede recetar diuréticos y bicarbonato.

Se trata de una enfermedad que tienes que tener en consideración. Es necesario que aquellas personas que realicen ejercicios constantemente siempre lo hagan con moderación, y que estén atentas a los síntomas de esta enfermedad.  

Si llegaras a padecer algunos de estos síntomas, lo más recomendable es que lo consultes enseguida con tu médico de confianza, aún con más motivo si eres físicamente activo.

Hacemos ejercicio para mantenernos saludables, por lo que también hay que moderarse para no llegar a causar, de forma inconsciente, alguna enfermedad como la rabdomiólisis, que puede llegar a afectar muy seriamente nuestra salud. Por eso es importante tener cuidado y aprender a cómo correr bien para no lesionarse, por ejemplo.

Después de todo, la salud debe ser lo esencial, el resto de las cosas quedan en segundo plano. Si no se tiene salud, pues no se tiene nada.

¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Entrenamiento

To Top