Connect with us
ejercicios de kegel para hombres entrenador online
Ejercicios

Ejercicios de Kegel, descubre todo su potencial en hombres

Conoce los ejercicios de Kegel, un modo de combatir afecciones y patologías sexuales también para hombres ¿Aún no los conoces? ¡Te los enseñamos paso a paso!

Mucha gente sigue creyendo que los ejercicios de Kegel están únicamente diseñados para que las mujeres se recuperen tras un parto y fortalezcan su suelo pélvico. Sin embargo, el hecho de que estas rutinas tonifiquen el suelo pélvico hace que no sea una práctica exclusiva para mujeres, pues los hombres también tienen musculatura pélvica.

A continuación os mostramos algunas funcionalidades de los ejercicios de Kegel, que no solo sirven para tratar la incontinencia urinaria sino que son también válidos para recuperar la vitalidad sexual y superar miedos.

Ejercicios de Kegel para hombres

Poco a poco se fue descubriendo que los ejercicios de Kegel podían servir no sólo para tratar la incontinencia urinaria: al tratar el suelo pélvico es posible ejercer mayor control sobre la musculatura de esta zona. Mediante ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo es posible potenciar y mejorar las relaciones sexuales.

En el caso de los hombres, los ejercicios de Kegel están pensados para combatir ciertas afecciones sexuales que impiden el desarrollo de una actividad sexual plena. Con estos ejercicios los hombres pueden tener mayor control sobre las eyaculaciones, retrasar el orgasmo y actuar frente otras afecciones sexuales y de salud como la incontinencia urinaria.

El músculo pubocoxígeo

El músculo pubocoxigeo está ubicado en el suelo de la pelvis y forma junto al músculo iliocoxígeo y el puborrectal los músculos elevadores del ano. Se encuentran alojados entre el ano y el escroto.

Los ejercicios de Kegel tienen como objetivo fortalecer toda la zona pélvica para disfrutar de mayores orgasmos, conseguir mejores erecciones y actuar frente a la incontinencia urinaria.

Cómo hacer los ejercicios

El primer paso es identificar el músculo pubocoxígeo. Para ello basta con mantener el pene erecto e intentar moverlo sin tocarlo, de arriba hacia abajo. Justo el músculo que se flexiona durante este movimiento es el músculo que buscamos.

Es fácil de identificar porque se sitúa entre el ano y el escroto. Una vez identificado hay que intentar flexionarlo unas 100 veces al día. Para practicar los ejercicios no es necesario mantener el pene erecto, esto solo es necesario para descubrir donde se encuentra.

Rutinas de entrenamiento

Existen varias rutinas sencillas y cómodas de practicar que ayudan en buena medida a paliar afecciones sexuales y fortalecer el músculo pélvico.

Una de ellas es ejercitar el músculo 10 veces (flexión, contracción), descansar durante 10 segundos, y volver a repetirlo por 9 veces más. Una vez que se dinaliza la rutina, hay que mantener el pene flexionado durante 5 segundos, descansar 5 segundos y repetir 9 veces el ejercicio. Esto hay que hacerlo durante la mañana y antes de ir a la cama.

entrenamiento kegel masculino

Otra rutina similar es la de hacer contracciones y relajaciones rápidas. Tras 30 repeticiones se hace lo propio pero de manera más pausada: contraer, mantener y relajar, dejar unos segundos de descanso y repetir 30 veces el ejercicio. Es importante mantener la misma posición inicial para la realización correcta de los ejercicios.

Las rutinas no ocupan más de 10-15 minutos y ofrecen resultados bastante sorprendentes.

Entrenar el suelo pélvico para controlar la eyaculación

Existen varias vías para retardar la eyaculación haciendo uso de ejercicios de suelo pélvico. La primera que desarrollamos consiste básicamente en la masturbación. En primer lugar hay que intentar llegar hasta la erección sin ayuda de pornografía y eliminando cualquier tipo de distracción.

Una vez que se ha iniciado la masturbación y se ha alcanzado la erección, no hay que llegar hasta el final, antes de alcanzar el estado máximo de excitación, se interrumpe la masturbación haciendo uso del control mental.

Esta práctica hay que mantenerla al menos durante media hora, sin eyacular, llegando a punto pero parando justo a tiempo. La idea es autoexplorar el cuerpo del hombre y practicar la resistencia a la eyaculación.

Practicar los ejercicios de Kegel a diario ayuda a controlar la eyaculación masculina

Controlar la eyaculación practicando sexo

Una vez se alcanza el control sobre la eyaculación, se debe intentar el mismo ejercicio en pareja, durante las relaciones sexuales. Como en el caso anterior, cuando se está a punto de llegar a la eyaculación, se debe retirar el pene para abandonar la estimulación. En ese momento siempre ayuda dejar el pene contraido durante varios segundos para calmar el deseo de eyacular.

ejercicios incontinencia urinaria

Kegel inverso

El Kegel inverso consiste en justo lo contrario a lo que venimos comentando. Se trata de un ejercicio similar al de defecar, por lo que hay que mostrar cierta precaución a la hora de practicarlo.

El hombre debe contraer el suelo pélvico y, a continuación detener la contracción e intentar relajar el pubocoxígeo. En lugar de presionar los músculos hacia dentro hay que presionarlos hacia fuera.

La intensidad de la contracción y el tiempo son los dos indicadores claves para saber cuanto de fortalecido está el suelo pélvico.

Incontinencia urinaria en hombres

Son muchos los factores que pueden llevar a los hombres a padecer incontinencia urinaria, así como afecciones sexuales como la eyaculación precoz o la disfunción eréctil.

Entre estos factores detacan los problemas prostáticos, el sobrepeso, las operaciones, la edad, el estrés y la ansiedad… A menudo la incontinencia urinaria ocasiona problemas piscológicos y sociales.

Los ejercicios para fortalecer el suelo pélvico resultan muy eficaces para actuar frente a estas dolencias. Está demostrado que la realización de estas rutinas ayuda enormemente a los hombres a superar sus debilidades en los aspectos sexual y fisiológico. Con solo 10 minutos al dia de ejercicios, la incontinencia urinaria desaparece en poco tiempo.

opiniones sobre la rutina en hombres

¿Funciona el entrenamiento de Kegel?

Es lógico pensar que existen reticencias al oír hablar de soluciones sencillas para problemas sexuales y fisiológicos que afectan a los hombres.

Los ejercicios de Kegel se muestran eficaces solo si se practican a diario. El músculo pubocoxígeo necesita de un entrenamiento regular y constante. Si se mantienen estas dos máximas, es posible notar en poco tiempo los efectos del entrenamiento.

Los beneficios de fortalecer el suelo pélvico

Mediante los ejercicios de Kegel, los hombres experimentan numerosas sensaciones positivas.

– Mayor grado de autoconocimiento

– Aumento del bienestar físico y emocional

– Erecciones más placenteras

– Mayor control sobre la eyaculación

– Control sobre la micción

Si te ha gustado el artículo, ¿podrías compartirlo en tus redes sociales?
¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Ejercicios

To Top
Facebook
Facebook
Instagram
YouTube
Pinterest
Pinterest
Google+
https://mindfit.club/ejercicios/kegel/hombres">