Connect with us
dermatitis atopica manos
Tratamientos

Dermatitis atópica en manos: todos sus cuidados

dermatitis atopica manosLa dermatitis atópica en las manos es una de esas cosas que, puede que no suene tan malo… a menos que realmente lo tengas. Es fácil para los que no lo tienen catalogar esta condición como una piel más seca de lo normal, pero como cualquier persona con dermatitis atópica sabe, representa mucho más que una piel seca.

Este tipo de eczema tan común se caracteriza por una piel increíblemente irritada y sensible en cualquier parte del cuerpo. Desafortunadamente, las manos son una de las localizaciones más comunes y molestas para que esta condición de la piel se dé a conocer.

La dermatitis atópica en las manos puede manifestarse de diferentes maneras, como un sarpullido con comezón y manchas rojas o marrones, piel engrosada, agrietada y escamosa, o pequeñas protuberancias que supuran líquido y se vuelven costrosas después de rascarlas.

Si sospechas que tienes eczema en las manos, deberías consultar a un dermatólogo para obtener un diagnóstico y el tratamiento adecuado. Afortunadamente, también hay varias formas de combatir los síntomas de esta condición.

Identifica y evita los detonantes que desencadenan la dermatitis atópica de las manos

Esto es más fácil decirlo que hacerlo, ya que nuestras manos tocan muchas cosas a lo largo del día. Sin embargo, evitar los factores desencadenantes puede ayudar mucho a domar el eczema de manos.

Al igual que otras formas de eczema, el de las manos puede empeorar debido a irritantes como el moho, la caspa de las mascotas, el aire frío y seco, las telas ásperas como la lana y las fragancias y colorantes.

Si notas que tus síntomas empeoran después de exponerte a cualquiera de estas cosas, o a cualquier otra cosa, debes tratar de evitarlas todo lo posible.

A veces, evitar los factores desencadenantes no es una opción, por ejemplo, en el caso de los peluqueros que deben estar mojando sus manos y estar en contacto con químicos de los tintes y tratamientos para el pelo.

En ese caso, consulta a tu médico o dermatólogo para que te oriente sobre cómo puedes controlar la dermatitis atópica según tu estilo de vida.

Usa guantes de goma o algodón cada vez que laves los platos

Los guantes de goma o de algodón pueden ayudar a reducir la exposición al detergente para la vajilla, que puede ser un irritante para las personas con dermatitis en las manos, en el caso de que tengas que lavar los platos a mano. Esto también se aplica en el caso de que tus manos tengan que estar en contacto con jabones y detergentes.

Los guantes de goma o de algodón también pueden proteger tus manos del agua caliente, que puede despojar aún más a tu piel de sus aceites naturales. Esto puede desencadenar sequedad, una ruptura de la barrera cutánea y mucha picazón, que puede terminar en eccema.

Si el látex te causa una reacción alérgica, evítalo y opta por materiales más suaves como el algodón. Sin embargo, no uses guantes impermeables por mucho tiempo. Pueden hacer que te suden las manos y provocar un eczema con picazón.

Las duchas y los lavados deben ser cortos y tibios

Supongo que técnicamente podrías usar guantes de goma mientras te duchas o lavas las manos, pero no es algo muy práctico. En cambio, para proteger tus manos de los perjuicios de una ducha larga y caliente, es recomendable reducir su duración a no más de 15 minutos, y mantener el agua templada.

Lávate las manos sólo cuando estén sucias o tengan gérmenes, como después de usar el baño. Y ten la precaución de quitarte los los anillos, ya que pueden atrapar irritantes junto a la piel.

Bien, bien, podrías estar pensando. ¿Pero qué hay del jabón?

Utiliza solamente jabones suaves

Los jabones que tienen fragancia, alcohol, colorantes u otros irritantes potenciales pueden producir en tus manos comezón y sequedad. También puede hacerlo el jabón antibacteriano, que puede ser más duro para la piel que el normal.

Si puedes, trata de usar un limpiador de manos hipoalergénico siempre que sea posible. Tienden a ser extra suaves con la piel, ya que tu objetivo es reducir las posibilidades de tener una reacción alérgica.

Ponte una crema hidratante después de lavarte y secarte las manos

Sí, cada vez y en otras ocasiones también. Si estás decidido a frenar el eczema de las manos, es esencial usar una crema humectante después de lavarte y secarte las manos. Saltarte este paso es básicamente prepararse para la irritación.

Si permites que tu piel se seque sin aportarle ninguna hidratación después de lavarse, aumenta la sequedad y se rompe la barrera natural de la piel.

Para que no se te olvide, coloca la crema hidratante cerca del jabón de manos, y lleva siempre contigo una pequeña botella, para tenerla siempre a mano. Lo más probable es que solo la hidratación después del lavado no elimine la sequedad, así que hay que aplicarlo más frecuentemente.

Elige un humectante específicamente formulado para pieles atópicas

Al igual que ocurre con los jabones, evita cualquier crema que contenga perfume, colorantes u otros ingredientes extraños en la lista de ingredientes. Más allá de eso, es una buena idea buscar productos espesos que contengan ingredientes que aseguren la hidratación de la piel.

La glicerina es un humectante (lo que significa que ayuda a atraer el agua a la piel), por lo que puede ser una buena opción. La dimeticona, que es un ingrediente oclusivo (ayuda a bloquear la pérdida de agua y a mantener la humedad de la piel), también puede ser útil. El petrolato es otro oclusivo, así que también es un buen humectante para las personas con eczema.

Si no tienes ni idea de por dónde empezar en tu búsqueda de cremas hidratantes, consulta nuestra selección de las mejores cremas para pieles con atopia.

Remoja tus manos en un baño de lejía diluido para eliminar el exceso de bacterias

En algunos casos, un baño de lejía diluido puede ayudar a que la dermatitis atópica de las manos se calme al disminuir las bacterias que exacerban el eczema en la piel.

La palabra clave aquí es “diluido”, porque sumergir las manos en una solución que contiene demasiada lejía puede empeorar el problema. Se recomienda mezclar sólo 120 ml de lejía en una bañera llena de agua, y luego remojar las manos durante 10 minutos.

Si tienes dudas, no dudes en preguntarle a tu dermatólogo si un baño con lejía diluida podría ayudarte con el eczema.

Después de lavarte las manos, sécalas con palmaditas en lugar de frotarlas, incluso si tienes prisa

Es tentador frotarse las manos con una toalla después de lavarlas, pero es mejor secarlas suavemente, a palmaditas. Frotarse las manos demasiado fuerte puede traumatizar la piel, que es exactamente lo que una persona con dermatitis atópica en las manos no necesita.

Como ventaja adicional, las palmaditas pueden dejar un poco más de humedad sobre la piel, que luego se debe sellar con la crema hidratante.

Si crees que tus manos secas podrían deberse a la dermatitis atópica, consulta con tu dermatólogo para que pueda ayudarte a identificar la causa y elaborar un plan de tratamiento especializado para ti.

Tenemos varios artículos que te pueden interesar:

Consejos para detener la picazón de la dermatitis atópica por la noche

Aceite de coco para la piel atópica ¿funciona?

¿Cómo es la Piel Atópica en los bebés?

Continue Reading
También te puede interesar...
¡Deja un comentario!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más sobre Tratamientos

Últimos Artículos

colageno nezeni cosmetics
mejor desmaquillante ojos
Tratamientos Los 5 mejores desmaquillantes de ojos
By Angela
mejor limpiador facial
Tratamientos Los 5 Mejores limpiadores faciales
By Angela
agua micelar nezeni opinion
Tratamientos Review Agua Micelar Nezeni Cosmetics
By Angela
dermatitis atopica manos
Tratamientos ¿Qué es la piel atópica?
By Elisabet
BEBE CON PIEL ATOPICA
laser estrias
Tratamientos Láser para estrías
By Elisabet
zona aplicación productos senos
Tratamientos Todo sobre las Estrías en los pechos
By Elisabet
To Top